Inicio » La U »

Guía de: La U

¿Debe irse Darío Franco de la U?

Pese a la reciente llegada de Franco al chucho, sus resultados y especialmente el nivel de juego exhibido obligan a plantearse esta reflexión.

A pesar que al técnico de la U aparenta estar imperturbable frente a las preocupaciones azules, ya sus tres frentes competitivos le muestran su rostro agrio. La antesala del rechazo producto de su pobre desempeño como técnico de la U.

Tal vez a una parte de la hinchada azul le alcance con recordar títulos recientes, pero ya pasados, hay que recordar que lo que logró Sampaoli y sus jugadores -los idos más los que se quedaron-, la bonanza de títulos 2011-2012 ya pasó y es pasado pisado.

Franco salida de la U
Foto: Agencias

Franco, cuestionado presente en la U.

A Darío no le preocupa que el equipo anote poco en general y nada en partidos claves como el de anoche contra Olimpia, que “trate” de imponer su juego frente a un rival luchador como el Cobreloa de Figueroa. Francamente nos gustaría estar en la reposera de junto a él observando el frágil presente de la U y más aún sin advertirlo como él, pero sus desempeños junto a lo que entrega un selecto plantel obliga al análisis:

  • El 0-0 en la ida frente a Unión en la Copa Chile nos deja a la mínima distancia de un gol recibido para ser eliminados si la U no vuelve a marcar a lo menos un gol a los hispanos que nos tienen bien tomadita la mano.
  • El 1-1 frente a Cobreloa nos alejó a cinco puntos de la punta del torneo cuando comienza la recta final de un torneo corto que agregaría una estrella al ansioso palmarés de la U.
  • El 0-1 frente a Olimpia como local dejó prácticamente eliminada a la U en la primera fase de la Copa Libertadores 2013.

Demasiado riesgo y escaso rendimiento como para opinar con benevolencia.

¿Se plantea hoy Azul Azul la salida de Franco?

Primero hay que asumir o identificar al padre de la criatura, pues el buenazo de Darío no llegó por obra y gracia del Espíritu Santo, tuvo promotores y gestores que entregaron garantías para contratar a Franco y su staff.

La evaluación en la dirigencia de la concesionaria de la pasión azul es fundamentalmente económica, si hay posibilidades de generar ingresos adicionales a los que se pierden por la eliminación en la Copa Libertadores y continuar con la venta de jugadores hay luz verde para la continuidad de Dario y sus aparentes tranquilos días a cargo del plantel de la U.

Por el contrario si se analiza que las transferencias no se concretarán, salvo para aquellos que aún logren encantar muy buenos rendimientos pasados (Mena, Aránguiz, Lorenzetti y Rojas), y que la plantilla se tornará pasada, cara y escasamente rentable, el criterio de evaluación le pone un foco rojo en la cara del técnico.

¿Cuánto tiempo hay que esperar a la plantilla y el actual proceso?

No parece aconsejable seguir el ejemplo de Colo Colo, con la claridad de los ejercicios anuales y una emisión de acciónes completa consumida por los albos. El derrotero, si se emula un ejemplo que tiene vasos comunicantes, no es otro que la descapitalización, el término anticipado de un sueño azul y ponerse decorosamente de pie para que otros entusiasmados inversionistas tomen asiento y cuchillo para comenzar por reducir cuantiosos presupuestos.

Me atrevo a asegurar que de aqui a fin de año la U le aplica un ablandador de carne a sus cifras pensando en un ejercicio presentable para su Junta Anual de Accionistas y siempre vendiendo la idea de equipo ganador que aspira a repetir el logro en la Sudamericana hasta… que se tope con un buen equipo como el paraguayo, el que sin ser nada extraordinario defiende bien, ataca con ganas y claridad, y provoca daños en la portería rival.

Hay que plantearse el modelo de negocio de la U para sus hinchas, ¿alcanza con depender de lo que hagan o no hagan quienes tienen intereses mayoritariamente económicos?, para los dueños de la pasión hay crédito si se compara con lo que pasa en la vereda del frente, pero la U no está muy lejos de llegar a donde está el cacique hoy, solamente habría que darle tiempo al actual proceso y permitir con paciencia que el proceso percole y decante.

La continuidad de Franco está en el análisis, en la pereza y paciencia de la hinchada que mostrará sus primeros silbidos en el sur este fin de semana.

Más sobre La U

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.