Inicio » La U »

¿Podrían rendir Herrera y Fierro juntos en la selección?

Es más fácil pensar en un puente que una el continente con la isla de Chiloé que en otro que acerque al caudillo del CDA azul con los de Macul.

Guía de: La U

Dificultades adicionales tendrá Jorge Sampaoli para comenzar a conformar un equipo nacional con jugadores que realmente empujen todos para el mismo lado. Se sabe que aún en las más adversas situaciones las diferencias pueden quedar de lado y para luchar por un interés común.

Salas y Zamorano son uno de los mejores ejemplos para el medio nacional, pues ambos ídolos y goleadores dejaron muy claro –desde 1996- que no sólo podían funcionar juntos en la ofensiva, sino que transformar a la delantera chilena en una atracción mundial en la previa del mundial de Francia ’98.

Si las declaraciones anteriores de Johnny Herrera defendiéndose del ninguneo de Borghi -quién sistemáticamente ignoró al mejor arquero de Chile- han disminuido notoriamente en volumen e intensidad en el último tiempo, las de Fierro más deben entenderse como un disimulado resentimiento por la plaza perdida que reales palabras de aliento a la Selección.

 Fierro y Herrera

Foto: Guioteca

Gonzalo Fierro y Jhonny Herrera.

Es precisamente la relajada parcela del Monumental la responsable del actual sexto lugar de Chile en las clasificatorias para Brasil 2014 y que con siete fechas por delante encontró en Sampaoli, Beccacece y Desio receptores para un enorme desafío y disponer de las convicciones necesarias para asumir una escalada que tiene más posibilidades de terminar con el equipo técnico en el suelo, desairados y derrotados que ansiosos por conocer los rivales de la fase de grupos en la tierra del samba.

El caso es que Fierro penosamente intenta imponer códigos desde la vereda opuesta de Juan Pinto Durán: la de los no convocados, su nivel es apto solamente para el torneo local donde mezcla garra con velocidad limitada, certeros tiros penales y mucha pierna fuerte para equilibrar el inexorable paso del tiempo.

La dinámica de Fierro contrasta con su nivel de claridad para su pensamiento: el rigor que solicita para tirar cal y –se le entiende- ponerle límites al protagonismo de Herrera  es un grito en la soledad para medios deportivos ávidos de cualquier cosa que parezca sino una noticia al menos una notita.

Cuotas de incertidumbre

El rendimiento de Herrera también agrega cuotas de incertidumbre de cara a las clasificatorias, probablemente tendrá chances de jugar con Sampaoli en los amistosos de enero, pero si no recibe buen trabajo de senegaleses (77°) y haitianos (39°) a mediados de mes su opción de defender con aplomo la valla chilena en el estadio Nacional de Lima se verán muy reducidas.

A Johnny no se le ve en la actualidad como el golero inexpugnable del 2011, aún tiene ese par de atajadas por partido que muchas veces enmendaron los resultados azules, pero no con la regularidad de los torneos nacionales y la Copa Sudamericana ganados. Han contribuido también cierta cuota de relajo de la zaga dejándole fácilmente al delantero la misión de batir al enorme Johnny, en especial de Osvaldo González y su falta de seguridad en la salida.

Tal vez la diosa fortuna se haya mudado desde el CDA –donde cada vez hay más problemas y carísimos errores financieros- hacia Juan Pinto Durán donde se la necesita y como nunca en cantidades, precisando un trabajo silencioso y bien organizado que logre torcer un suerte que de no lograr al menos un triunfo en la próxima doble fecha clasificatoria oscurecerá el panorama al máximo con el calvo Sampaoli transformándose en el centro de las críticas.

Mucho por ver durante el verano 2013, especialmente el desempeño de Herrera por la selección nacional, incluso Fierro lo mirará por televisión.

Más sobre La U

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.