Inicio » La U »

Guía de: La U

¿Puede la U ganar todo como adelanta Yuraszeck?

Esta administración de la U está repitiendo viejos, pero conocidos errores en la historia futbolística chilena al reencantarse en el éxito, pero sin mirar el barro que hay que sacar de los pies.

La semanita de descanso del plantel azul después de lograr el tricampeonato nacional finalizó este lunes con el retorno de la prensa al CDA y la presentación del primer reemplazante de Marcelo Díaz, el argentino Ezequiel Videla.

En este nuevo inicio no pasaron desapercibidas las ampulosas declaraciones del presidente de la U, José Yuraszeck quien se despachó con variedad respecto de los temas que se relacionan con el éxito actual de la U.

Sobre sus dichos sobre la superioridad futbolística en el medio nacional e internacional es necesario detenerse, pues hay antecedentes en lo que hizo –y deshizo- el cacique post 1991 y que podrían repetirse en la U lamentablemente, a partir de frases que entonces comenzaron a repetirse cada inicio de temporada y después cada vez que fue necesario tales como “queremos ganarlo todo” y otras se similar tenor.

Yuraszeck

Foto: LUN

Yuraszeck fijó las metas para la U.

Una cosa es ser reconocido como protagonista de los torneos donde la U participa y merecidamente lo es y otra es autoproclamarse de favorito de la próxima Copa Sudamericana por ejemplo, donde sería muy bueno repetir el logro, pero donde hay mucho por ver y antes hacer.

Las dificultades y errores cometidos en la gestión –que indudablemente las hay- nos llevan a apreciar con cuidado las declaraciones del actual presidente de la U, no vaya a ser cosa que se caiga en los errores cometidos por la administración de Colo Colo en los 90’s quienes dilapidaron su valioso capital económico y futbolístico, patrimonio similar al que tiene la U hoy.

Hay que valorizar bien el último y muy sufrido título nacional en una temporada que partió internacionalmente con una clara derrota en Medellín y concluyó en una inapelable eliminación en semifinales de la Libertadores frente a Boca Juniors, donde caímos hasta cierto punto de forma similar a como se inclinó Unión Española frente a los xeneises.

Las remontadas de marcadores no siempre se repetirán, en un ámbito de resultados donde a la U se le hizo muy recurrente perder partidos, comenzar a jugar desplazándose sobre la cornisa de la desventaja y convivir con la derrota. Afortunadamente los equipos “futbolísticamente pragmáticos”, como Deportivo Quito, Colo Colo y O’Higgins, colaboraron con la U al salir al campo casi solamente a defenderse y renunciando a un ataque que podría haber liquidado el semestre de la U.

Es necesario reordenar el equipo y volver a barajar los ingresos y egresos económicos para llegar a la fórmula del éxito futbolístico, al menos de milagro la U no se quedó con las manos vacías este semestre que pasó y puede volver  intentar arriba, con las dificultades de un fixture y sistema de campeonatos que nivela hacia el octavo puesto que también clasifica a los play off’s.

A la directiva y cuerpo técnico de la U hay que pasarle algunas cuentas en la gestión: casos como el de Emilio Hernández llevan a reflexionar sobre la justificación de traerlo si ya se sabía cómo jugaba y que su individualismo iba contra la filosofía de juego colectivo de la U. Otro caso es el de Pedro Morales, un jugador que no se adaptó a la forma de jugar de la U y que solamente ralentaba el ataque azul.

El éxito se podrá mirar de cerca nuevamente si mejoramos significativamente lo que actualmente hay en la U donde en las incorporaciones está la razonable duda antes de ver el equipo en la cancha, la pasada Libertadores dejó claro que la U hoy está a lo menos un escalón debajo de lo que se necesita para llegar a esa cúspide regional y futbolísticamente lejos del primer rendimiento global.

Aún hay mucho por hacer. Trabajar siempre con seriedad y volver a hacerlo con humildad para mostrar logros reales parece ser una mejor receta.

Más sobre La U

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.