Guía de: Lencería

Calzones con relleno para mujeres de poca cola, ¿por qué no?

Por años, han sido pocas las alternativas en el mercado para mejorar lo que la naturaleza no otorgó en esta área.

Rosario tiene poco más de 60 años. Es bajita, pecosa y de pelo castaño claro. Siempre fue delgada, figura que aún mantiene pese a haber sido madre de 3 hijos. Además de una fisonomía simpática y abierta, Rosario tiene un atributo inconfundible: un amplio busto, que la ha obligado a usar toda su vida sostenes de alta sustentación con copa D.

Sin embargo, hay un detalle en su cuerpo que siempre le ha molestado: el pequeño volumen de su trasero. “Desde joven me sentí un poco rara por tener tan poco. Si bien llamaba la atención por ser de busto grande y cintura muy estrecha, nunca me gustó tener una cola tan pequeña, porque yo diría que esa parte del cuerpo es la que más define la femineidad”.

Calzones relleno

Foto: Guioteca

Y no se equivoca. Basta leer los múltiples comentarios de la guía de hombres de este mismo canal sobre “Busto o cola, la gran pregunta que divide a los hombres” para darse cuenta que la mayoría del universo masculino se inclina más por un trasero redondito que por una delantera generosa.

Por años, han sido pocas las alternativas en el mercado para mejorar lo que la naturaleza no otorgó en esta área. Tal vez el antiguo secreto de las abuelas con los calzones de lana ayudaba un poco, claro que con el inconveniente de poder usarlos sólo en invierno, quedando en épocas más calurosas la verdad al descubierto.

Pero las empresas productoras de lencería han tomado cartas en el asunto, y así como ofrecen una amplia variedad de soluciones para mejorar el aspecto de un busto pequeño, ya están acordándose de aquellas que sufren por una cola plana. Así es como contamos ahora con calzones con push up, ideales para lucir un trasero redondo y firme tanto con pantalones como con un vestido ajustado.

Difíciles de encontrar, pero fáciles de usar

Haciendo un rápido sondeo por algunas de las tiendas más concurridas, pudimos darnos cuenta que este nuevo aliado de la figura femenina no es una prenda que podamos encontrar a simple vista. En las secciones de lencería de las grandes tiendas no los ponen a la vista del público como el resto de la ropa, y es necesario consultar por ellos a las vendedoras. Sí es más fácil verlos en las vitrinas de los locales más pequeños, generalmente aquellos que se dedican exclusivamente a la distribución de una o dos marcas.

A diferencia de lo que se pueda pensar, el calzón con push up no rellena la parte baja del glúteo, sino más arriba, a la altura de la cadera. De esta manera crea la impresión de una cola más redonda, dando la característica curva femenina. Al mismo tiempo, comprime el abdomen, lo que ayuda a crear el efecto de un vientre más plano.

En el mercado encontramos un modelo de fabricación chilena, de la marca Lady Genny, que es hecho con silicona. Es sólo una pieza, sin costuras en los bordes, para evitar la demarcación en el pliegue de la pierna.

También se encuentra un modelo de la marca colombiana Leonisa, que a diferencia del anterior tiene almohadillas removibles.

Lo interesante de estas prendas es que se pueden usar como un calzón cualquiera, ya que al poseer entrepierna de algodón  no se necesita otra prenda debajo.

¿Cuál es el límite?

Calzones relleno

Foto: Reuters

Uno de los pelambres que corre en el mundo del espectáculo, es que Jennifer López usaría calzones con relleno para mantener la cola, una de las más comentadas y envidiadas del show business.

No son pocas las famosas del mundo del espectáculo que usan ropa interior “con ayuda” para mantener su imagen. De hecho se comenta que Jennifer López usa calzones con push up para mantener la cola, una de las más comentadas y envidiadas del show business.

Sin duda usar ropa interior con relleno u otros trucos para mostrar una figura envidiable será una alternativa más sana, segura y económica que entrar al quirófano por un implante. Además, a medida que se tiene una edad más avanzada los riesgos de pasar por pabellón son mayores.

Porque lucir una figura curvilínea no tiene por qué ser privilegio de jóvenes o famosas. Bien lo sabe Rosario, que está feliz con su descubrimiento. “Ahora me siento contenta de ponerme un jeans ajustado, o incluso un vestido. Me miro por atrás y me siento distinta, más coqueta, más femenina”. Junto con su esposo pertenece a un grupo de baile de la tercera edad, por lo que se ha dado el gusto de transformar cada ensayo en una oportunidad para lucirse. “Ahora muevo harto la cola cuando el baile lo exige, porque llega a dar gusto saber que se ve lo que una está moviendo”.

Más sobre Lencería

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.