¿Colaless para todas? Sepa cuándo sí y cuándo no

En materia de gustos cada cual es soberano, por lo que más que el criterio de cómo se verá la diminuta prenda a los ojos de otros, prima por sobre todas las consideraciones la comodidad y deseo personal.

Guía de: Lencería

Colaless

Foto: Guioteca

Podría ser el slogan para una campaña de reivindicación de derechos, pero en realidad es una profunda reflexión sobre un tema tan trascendental como la lencería.

¿Es el colaless una prenda para cualquier mujer?

Antes que todo, hay que partir aclarando que en materia de gustos cada cual es soberano, por lo que más que el criterio de cómo se verá la diminuta prenda a los ojos de otros, prima por sobre todas las consideraciones la comodidad y deseo personal. Por eso, aunque no se tenga una cola perfecta, la edad no sea la más indicada, o el resto del mundo nos diga “yo que tú no lo usaría”, si en nuestro yo íntimo más profundo nos morimos de ganas de lucirlos, ADELANTE. Es nuestra felicidad la que está en juego.

Entonces, respondiendo la interrogante, un colaless puede ser para cualquier mujer, independiente de su anatomía. Ahora, para sacarle el máximo provecho a este seductor artículo, podemos seguir ciertas indicaciones a la hora de elegir el que nos quede mejor, así nos damos un gusto con la certeza de que la prenda nos queda muy bien.

¿Rellenitas?

Colaless

Foto: Guioteca

Esas mujeres huesudas con abdomen de tabla existen, pero sólo en la imaginación de quienes crean las campañas publicitarias. Si no, dense una vuelta por internet y descubrirán que no hay top model que se salve del photoshop. Así que si tu talla es un poco más grande incluso de lo que tú misma quisieras, eso no es impedimento para que te sientas cómoda y sexy con un colaless. ¿El secreto? Elige modelos que sean más bien anchos a la altura de las caderas. Así evitarás que se entierren en los costados y te generen el efecto rollito. También privilegia aquellos que son altos en la parte delantera y que compriman el vientre.

¿Cola pequeña?

Si sufres porque tienes poco relleno, sácale partido a las circunstancias. Escoge modelos con tiritas a los costados, que sean más bien cortitos, para que dé la sensación de un “triángulo” justo donde termina la cola. Así das el efecto de que tus glúteos son más redondos, y evitas que tu trasero se vea largo y flaco. Si además careces de “guata”, eres la candidata ideal para los colaless que son bajitos y chiquitos adelante.

La talla adecuada

Por último, fíjense bien que la talla sea la correcta de acuerdo a su anatomía. No se arriesguen con una S si en realidad son L, ya que sufrirán atrozmente a medida que vaya avanzando el día. Y aunque lo usen sólo “por el rato”, el efecto seductor se desplomará si da la sensación de que se metieron la prenda a la fuerza, y que está a punto de estallar.

Más sobre Lencería

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.