Guía de: Lencería

Revolucionario estudio: Mujeres no necesitan usar sostén para evitar caída del busto

El estudio llevó 15 años en Francia y participaron 330 mujeres de entre 18 y 35 años. Los investigadores midieron sus pechos usando una regla y anotaron cualquier cambio.

Son muy pocas las mujeres que se atreven a salir de casa sin sostén. Lo más común es sentirse incómoda y desprotegida, ya que se considera que el sostén no sólo brinda soporte, sino que también embellece la forma de los pechos, y se cree firmemente que su ausencia favorece la tan temida caída de las “pechugas”.

Tampoco es menor el impacto en cuanto a vernos y sentirnos sensuales y coquetas con esta prenda. La gran variedad en modelos, colores y texturas no sólo lo han convertido en el regalón de nuestros cajones, sino también en una “inversión” obligada cada vez que se acerca una cita o encuentro amoroso.

El sostén nace en el siglo XIX como un derivado del corset. Esta evolución fue producida por dos movimientos muy fuertes: la preocupación de los médicos de entonces por los daños que el corset provocaba en el cuerpo femenino, y por otro lado, el movimiento feminista que promovía un cambio en la vestimenta de las mujeres. Las feministas sostenían que si las mujeres pretendían participar más activamente de la vida social, debían emanciparse de los condicionamientos del corset.

Si bien hay distintas opiniones en cuanto a quién fue el primero en inventar el sostén, la realidad es que es una de las prendas más aceptadas universalmente. Pero ahora, el profesor Jean-Denis Rouillon, un especialista en medicina deportiva del Centro Hospitalario de Besancon en Francia, publicó un estudio que demuestra que usar sostén no previene que los pechos se caigan. Es más, asegura que el uso reiterado de esta prenda puede acrecentar la caída.

“Nuestros primeros resultados confirman la hipótesis de que el sostén no es necesario”, indicó Rouillon a France Info. “Fisiológicamente y anatómicamente, los pechos no se benefician de la ausencia de la gravedad. Al contrario, se caen si se usa un sostén reiteradamente”.  El estudio llevó 15 años y 330 mujeres de entre 18 y 35 años participaron. Los investigadores midieron sus pechos usando una regla y anotaron cualquier cambio.

Las mamas de las mujeres que no usaron sostén se levantaron 7 milímetros. Sus pechos también estaban más firmes y las estrías se suavizaron. Tampoco hubo evidencia de que el uso del sostén redujera el dolor de espalda. Los investigadores creen que la prenda previene el crecimiento de las fibras de los pechos, lo que produce el deterioro de los músculos pectorales que soportan el peso de las mamas. Si no se usa sostén, estos músculos trabajarán más, sugiere la investigación.

A pesar de que es un estudio que llevó tiempo y de que los involucrados son profesionales, hay muchas cuestiones que se ponen en tela de juicio. Ya que sólo 330 mujeres participaron del estudio, sería peligroso afirmar que los resultados de este estudio representan a toda la población. Otra objeción es que se ha demostrado que es fundamental el uso de sostenes deportivos (sostienen más que los comunes) a la hora de practicar deporte.

“Si los pechos no son sostenidos, los músculos del frente del cuerpo pueden sufrir la presión causando problemas en la columna, en el cuello y hombros redondeados, cansados”, explica el profesor Charles Hunt de la Escuela Británica de Osteopatía.

Habría que atreverse y empezar a andar con los senos libres debajo de la ropa (o hasta sin ella). Tal vez la vieja táctica de ponerse la lencería “para que te la saquen” nos permita lucir sexys y bellas y no producir daño.

Más sobre Lencería

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.