Amsterdam: La gran novela de Ian McEwan

En el funeral de Molly se encuentran sus cuatro grandes amores; George, el marido multimillonario, Clive, músico y ex novio de juventud al igual que Vernon, director editorial de un importante diario londinense y Julian, Ministro de Relaciones Exteriores de Inglaterra ¿Qué puede pasar en este encuentro?

Guía de: Literatura Contemporánea

Amsterdam (Anagrama) es una de las novelas más elogiadas del inglés Ian McEwan, situada en la Inglaterra finisecular de 1998, reúne a cuatros hombres en el funeral de Molly Lane, una fotógrafa libre y seductora que muere tras el brusco deterioro de una inesperada enfermedad.

Amsterdam

Foto: Anagrama

George Lane, el marido de Molly, es un millonario que sólo pudo retener a Molly durante el último tiempo de su enfermedad, apartándola de sus grandes amigos, entre los que se encuentran Clive Linley, un músico y compositor con el que Molly compartió un año de noviazgo en su juventud. Clive está buscando inspiración para poder componer lo que será la “Sinfonía del Milenio”, y quien tras la muerte de Molly está cada vez más obsesionado por encontrar dicha inspiración. Vernon Halliday es un periodista quien tras muchos esfuerzos consigue llegar a la dirección editorial de “El Juez”, uno de los diarios más importantes de Londres. Vernon también fue novio de Molly, a quien siguió viendo hasta que su enfermedad empeoró y George se hizo cargo de su salud y la alejara de sus amigos. Vernon y Clive son amigos hace años, y ambos, junto a George desprecian a Julian Garmony, político de derecha que es Ministro de relaciones exteriores y se perfila como el próximo candidato a la presidencia de Inglaterra.

Una mañana después del funeral, George, quien es accionista minoritario de “El Juez”, llama a Vernon para pedirle que pase a verlo después del trabajo a su casa. Esa noche, al llegar a la casa de George, y ver por primera vez desde que Molly murió, aquel espacio en el que tantas veces mantuvieron largas conversaciones, embarga a Vernon de recuerdos y nostalgia, pero George tiene algo importante que decirle.

Después de la muerte de Molly, George empezó a revisar sus cajones y pertenencias, encontrando un sobre que contenía un secreto; fotos de Julian Garmony posando a la cámara vestido de mujer. George le muestra las fotos a Vernon y le pide que las publique en “El Juez”. Tras el shock de tan inesperado hallazgo, Vernon le comenta la situación a su amigo Clive, quien sigue en busca de su inspiración ¿qué decidirá Vernon, hundirá a Julian con esas fotos secretas?

McEwan es un maestro al trabajar sus personajes y describir situaciones, nos interna en la psique de cada uno de ellos, nos envuelve en sus vidas y rutinas, además de mantener su narración de manera expectante y entretenida con sus ácidos y cínicos comentarios. Amsterdam es una novela entretenida y dinámica, a la vez es profunda y nos hace preguntarnos cuál es el verdadero rol de la amistad en nuestras vidas. Una novela exquisita y absolutamente recomendable.

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.