La herencia, de Nicholas Shakespeare, destino y coincidencias

Andy Larkham es un joven inglés que siempre llega tarde, y al funeral de un antiguo profesor, además de llegar tarde se equivoca de capilla.

Guía de: Literatura Contemporánea

La herencia (Duomo) es la última novela del inglés Nicholas Shakespeare,  novela que se inicia con un absurdo error que cambia la vida de Andy Larkham, quien al tener la intención de asistir al funeral de un querido profesor del colegio, el siempre atrasado Andy, obviamente llega tarde, pero eso no es lo único, mientras esperaba llegar a una capilla llena de gente, con muchas caras familiares, sólo encuentra a dos personas, dos desconocidos. Frente a aquella inesperada situación, Andy se sienta y mientras intenta identificar a los asistentes, escucha en medio del oficio el nombre del fallecido que no era precisamente su antiguo profesor.

La Herencia

Foto: Duomo

Después de la sorpresa, Andy decide quedarse hasta el final de la misa, como un generoso gesto con el solitario fallecido. Después de esta extraña “anécdota” Andy, quien es un joven editor con problemas económicos sigue con su vida aunque comienza a atravesar por distintos problemas, ya que su novia termina con él por otro hombre y su jefe le niega el aumento de sueldo que había solicitado.

Con esta mala racha que atraviesa, Andy sólo espera un milagro, que inesperadamente ocurre: entre las miles de cuentas, recibe una carta en la que le informan que va a recibir una herencia, del fallecido del funeral equivocado, así sólo por el hecho de haber asistido -hasta el final- de la misa, se convierte en el heredero de una cuantiosa suma de dinero.

El cambio es rápido y vertiginoso, de vivir en un departamento que se cae a pedazos, trabajar con un jefe insoportable y recordar a su ex novia, Andy pasa a ser una persona completamente distinta, vive en un lujoso departamento, viaja por toda Europa y tiene a todas las mujeres que quiere, pero claro, en esta nueva y superficial vida algo le falta a Andy quien se sumerge en la búsqueda de la verdad sobre su benefactor, dando nuevamente un giro radical en su vida.

En La herencia, Nicholas Shakespeare toca varios temas en distintas profundidades, desde la complejidad de la industria editorial, la frialdad de los abogados, el genocidio armenio, hasta la fuerte marca que deja la infancia en una persona adulta. Son recurrentes en la novela los viajes al pasado, los recuerdos del abandono paterno, de la infidelidad  y del divorcio de los padres, además de las reflexiones, las dudas sobre lo que significa la honestidad, sobre lo que significa hacer lo correcto, todo esto ligado a las dudas de Andy sobre si aceptar o no la herencia, cuestionamientos que se ven borrados por el poder del dinero y las justificaciones de quien se dice que merece ser feliz.

Un libro entretenido, que profundiza pero en el que al mismo tiempo pasan cosas, una narración dinámica y completa, que nos hace pensar qué haríamos nosotros si estuviéramos en el lugar del protagonista, si fuéramos nosotros quienes recibimos esa herencia.

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.