Guía de: Literatura Contemporánea

Mi hermano de Jamaica Kincaid, recuerdos de vida y enfermedad

En Mi hermano, la escritora Jamaica Kincaid repasa la enfermedad de su hermano, situación que le sirve para reencontrarse con su familia y sus recuerdos.

Jamaica Kincaid nació en la isla caribeña de Antigua (ex colonia inglesa) en 1949 y a los diecisiete años se va a  vivir a Estados Unidos, país en el que vive actualmente donde se desempeña también como profesora de la Universidad de Harvard.

En Mi hermano (LOM), Jamaica Kincaid, narra en primera persona la enfermedad y muerte de su hermano menor a causa del sida. El relato comienza con la autora recordando la noche en que Devon, su hermano menor nació para volver al momento en que le avisan de la enfermedad de su hermano, al que no veía hace muchos años y que apenas conocía.

Mi Hermano de Kincaid

Foto: Agencias

Imagen de la portada del libro "Mi Hermano".

Kincaid sabe cuales son las causas que provocan la enfermedad y entiende que esto le haya ocurrido a Devon por su forma de ser, de hecho, Kincaid no se sorprende con la noticia: “Pero él llevaba una vida que es, al parecer, el arquetipo de las personas que contraen el virus del sida…”. La autora no siente compasión por la situación que vive su hermano, si bien hace esfuerzos para ayudarlo, viajando a Antigua a verlo, buscando un nuevo doctor que lo atendiera, y consiguiendo medicamentos desde Estados Unidos que en la isla no se pueden conseguir y endeudándose para comprarlos, Kincaid no siente amor por su hermano ni por ningún miembro de su familia de origen, marcando siempre una distancia entre ella y su familia, pareciera que todos los años que Kincaid lleva viviendo en Estados Unidos le pasan la cuenta, critica la pobreza de la isla y a su familia que habla creole en vez de un inglés correcto, mientras los recuerdos de su infancia están cada vez más presentes en la mente de la autora y en su relato.

En Mi hermano, Kincaid relata todo el proceso por el que atraviesa su hermano, que comienza con su hospitalización en un estado de salud gravísimo, su recuperación gracias al AZT (medicamento que Kincaid conseguía en Estados Unidos) y las indicaciones del doctor Ramsey y los cuidados de su madre que lo llevaron nuevamente a casa. Es en la etapa en que mejor está de salud, cuando Devon vuelve a retomar su anterior ritmo de vida, que incluye relaciones sexuales casuales sin protección y un alto consumo de alcohol, para finalmente recaer en una aguda crisis que lo mantendría agonizante durante días.

Mi hermano también presenta la realidad de una sociedad atemorizada por la enfermedad, y que víctima de prejuicios y desconocimientos, aleja a los enfermos sin darles la opción de buscar un tratamiento y una vida digna para ellos.

Kincaid, en un tono duro, a ratos indolente, narra todas sus emociones frente a esta situación que ha desequilibrado su vida y que deja en evidencia la precariedad de sus relaciones familiares. Es, gracias al duelo, que Kincaid puede finalmente entender a su hermano y darse cuenta que no eran tan distintos como ella pensaba.

Una novela de corte realista y autobiográfico con una narración simple que no busca sutilezas, sino contar los hechos tal como la autora los vivió y los sintió, entregando una autenticidad única al relato.

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.