Muerte de una heroína roja, misterio de Qiu Xiaolong

El joven inspector de policía Chen Cao, quien acaba de asumir la jefatura del departamento de casos especiales, debe resolver un asesinato que tiene implicancias sociales y políticas difíciles de imaginar.

Guía de: Literatura Contemporánea

Qiu Xiaolong nació en 1953 en Shanghai, ciudad en la que vivió hasta 1966, año en que se radica en Estados Unidos, país en el que vive hasta la actualidad. Es poeta y traductor de poesía china al inglés, y dio vida al inspector jefe Chen Cao, protagonista de su serie de novelas policiacas que comienza con Muerte de una heroína roja (Tusquets), novela ambientada en 1990 y que en 2001 ganó el Anthony Award a la Mejor Primera Novela.

Guan Hong Ying era una trabajadora modelo del Partido Comunista Chino, y en vísperas de sus vacaciones aparece muerta en un río a las afueras de Shanghai. El cuerpo ha sido descubierto por Liu Guoliang, un experimentado policía que debe reportar el hallazgo a su nuevo jefe, el recién promovido Chen Cao, un hombre joven que ha generado envidia y recelo en los subalternos.

Qiu Xiaolong

Foto: Guioteca

Así, Chen y Liu comienzan a investigar este caso, que pasa de ser un asesinato a ser un problema político, en el que se involucran también importantes personalidades del régimen chino, que además de presionar a Chen Cao para que solucione el caso en el menor tiempo posible, debe también evitar que se filtre la noticia a la prensa.

Durante la investigación, Chen Cao sigue ciertas pistas que sus mismos superiores le dicen que ignore, pero, ignorando esta advertencia, encontró un mundo paralelo, impensado para un régimen comunista, en el que los altos mandos del régimen abusaban de las clases inferiores.

Con esta trama Qiu Xiaolong nos introduce en el mundo de Chen Cao y de la realidad china posterior a la masacre de Taiananmen, una época en la que el capitalismo empieza a aparecer en China, contrastando aún más las diferencias sociales entre las clases bajas, que apenas contaban con un lugar para vivir, y las clases más acomodadas, que empiezan a beneficiarse con los lujos que asoman desde la cultura capitalista.

Qiu Xiaolong es un crítico a la sociedad china, que la observa desde occidente con una mirada inquisidora que está reflejada en su libro. Qiu Xiaolong hace énfasis en la precariedad en la que viven la mayoría de los habitantes de China. Es por eso que todos en la policía envidian a Chen Cao, ya que con su asenso, le entregaron también un pequeño departamento en Shanghai que es visto como un lujo que pocos pueden obtener. Pero Qiu Xiaolong no se detiene ahí, su crítica más profunda la dirige contra Mao, plasmando dentro de la novela la realidad de la reeducación para los jóvenes, y cómo el régimen decide por ellos su futuro; en el caso de Chen Cao, el estudió Literatura pero nunca pudo ejercer, ya que el régimen decidió iniciarlo en la policía.

La cotidianeidad que encontramos en Muerte de una heroína roja nos muestra también paisajes desoladores, hambre, pobreza y temor, además de ciertas características que son difíciles de entender en occidente, como que, por ejemplo, en cada conversación, las personas en lugar de referirse a su interlocutor con su nombre, lo hagan llamándolos <<camarada>>, sin importar si están de acuerdo o no con el régimen.

Muerte de una heroína roja es una novela entretenida, con una narración muy bien planeada, en la que los tiempos son precisos, y con un alto contenido de historia actual china, lo que nos ayuda a entender el contexto y aprender. Entretención y aprendizaje, una mezcla perfecta.

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.