¿Quiénes son “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño?

Poesía y literatura, vanguardia en México y una juventud soñadora dan vida a Ulises Lima y Arturo Belano, los detectives salvajes de esta gran novela de Roberto Bolaño.

Guía de: Literatura Contemporánea

Los detectives salvajes es una obra indispensable dentro de la producción literaria de Roberto Bolaño. Con esta novela, el escritor chileno ganó importantes reconocimientos, el Premio Herralde de Novela en 1998 y el Rómulo Gallegos en 1999. En esta novela podemos disfrutar de la esencia de Bolaño en su plenitud.

Esta novela es un viaje en el tiempo, que comienza a fines de 1975 y llega hasta 1996, con múltiples escenarios como Ciudad de México, Barcelona, París, Londres, Tel Aviv, California, Angola y Viena entre otras ciudades, adquiriendo una estructura narrativa similar a Rayuela de Julio Cortázar y a la película Rashomón del japonés Akira Kurosawa.

Los Detectives

Foto: El Mercurio

Los detectives salvajes son Arturo Belano y Ulises Lima, dos jóvenes poetas que dan vida al movimiento literario de los real visceralistas en 1975, quienes junto a un grupo de jóvenes y soñadores poetas buscan reivindicar la vanguardia literaria mexicana, declarándose férreos opositores del célebre poeta Octavio Paz. Los inicios del real visceralismo coinciden con el despertar literario de Bolaño, de hecho, Arturo Belano, uno de los Detectives Salvajes es chileno exiliado en México debido a la dictadura en nuestro país.

Talleres literarios y vida bohemia dan forma a la primera parte de Los detectives salvajes, que se ve interrumpida en la víspera del año nuevo de 1976, dando así inicio a la segunda parte de la novela; este viaje alrededor del mundo en el que tanto los compañeros poetas de Ulises Lima y Arturo Belano, como también personas que los conocieron en este viaje se transforman en piezas clave de la gran interrogante ¿dónde están los detectives salvajes?. Es esta parte de la novela, que transcurre de modo diacrónico donde aparecen nuevos personajes; escritores, editores y abogados, camareras y fotógrafos que dan cuenta de distintas y extrañas situaciones que tienen en común a alguno de los detectives salvajes involucrados.

Es así, como la tercera parte de esta novela retoma el tiempo cronológico volviendo al 01 de enero de 1976, al auto que maneja Ulises Lima acompañado de Arturo Belano y a la búsqueda de Cesárea Tinajero, una poeta mexicana de la vanguardia de la década del ’20, desaparecida hace años en el norte mexicano.

Los ideales de la juventud, la poesía y la rebeldía son la esencia de los jóvenes protagonistas, la revolución literaria e intelectual se mezclan con la realidad en la que viven, el narcotráfico y peligro en las calles mexicanas, los policías coludidos y la prostitución como telón de fondo nos demuestra la crítica social intrínseca en la obra de Bolaño.

En Los Detectives Salvajes, Bolaño utiliza una estructura narrativa impecable, armando un mosaico de historias que dan forma a la novela, donde cada personaje y cada historia tiene un sentido y un por qué, con descripciones certeras y un hilo conductor invisible pero sensible al lector, que a medida que avanza por las páginas se ve envuelto e involucrado, siendo capaz de sacar sus propias conclusiones.

Los Detectives Salvajes es una novela necesaria para entender la dinámica de Bolaño y es un regalo para el lector.

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.