Guía de: Literatura Contemporánea

Tokio Blues, el camino de Haruki Murakami

Haruki Murakami nos presenta a Toru Watanabe, un hombre de 37 años que, al aterrizar en el aeropuerto de Hamburgo es llevado por sus recuerdos a su juventud, 18 años atrás, cuando tenía 19 años y empieza a conocer la vida.

Una canción que comienza a sonar al aterrizar un vuelo en Hamburgo, Norwegian Wood de The Beatles, y automáticamente la memoria de Toru Watanabe empieza a viajar por el tiempo. Un ejercicio mental que comienza con recuerdos de algunos momentos vividos, y la dificultad de recordar estos momentos en su totalidad, es lo que lleva al protagonista y narrador de Tokio Blues a viajar 18 años por sus recuerdos hasta llegar a su juventud universitaria, a sus 19 años, y su vida en una residencia para universitarios en Tokio.

Haruki Murakami comienza Tokio Blues con los recuerdos de su protagonista, una fórmula narrativa que pudimos experimentar en Al Sur de la Frontera, al Oeste del Sol y que consigue resultados impecables. Una estructura narrativa sensible y nostálgica es la que nos presenta a Toru Watanabe, quien a los 19 años siente que es un joven común con una vida normal, pero que se ve rodeado de personajes nada normales que empiezan a romper su normalidad.

Tokio Blues

Foto: El Mercurio

Tokio Blues.

Los recuerdos llevan a Toru Watanabe hasta Naoko, la misteriosa joven que fue novia de Kizuki, su mejor amigo hasta que este se suicidó. Pasó un año después del suicidio de Kizuki hasta que Watanabe se comienza a reunir, sagradamente, todos los domingos para caminar por Tokio en la compañía de Naoko. Es el recuerdo de estos paseos el punto de partida de los recuerdos de Watanabe en Tokio Blues.

La vida universitaria de Watanabe, su experiencia en la residencia junto a un singular compañero de dormitorio y sus trabajos de media jornada, acompañan los recuerdos que Watanabe tiene de Naoko, de quien se enamora y vive difíciles momentos cuando ella es internada en un centro de descanso.

Podemos ver la construcción que hace Haruki Murakami de los mundos amurallados, tanto del centro de rehabilitación como de la residencia universitaria, cómo describe estos lugares como si fueran mundos paralelos, con dinámicas diferentes a las de “la realidad”, lo que pasa en el exterior, fuera de esas murallas.

El amor que siente Watanabe por Naoko se ve interrumpido no sólo por los problemas emocionales de Naoko, que la llevan a internarse en este centro, si no también por la aparición de Midori, una compañera de universidad de Watanabe que lo saca de la melancolía en que lo sumerge Naoko, comenzando así la incertidumbre de Watanabe, la falta de decisión y el temor mismo a tomar una decisión y los riesgos de causar daño a alguna de las jóvenes.

Más que un triángulo amoroso, Murakami se concentra en la personalidad de Watanabe, la autocompasión que por momentos lo paraliza y la incapacidad de tomar fuerzas y seguir adelante.

En Tokio Blues encontramos fuertes señas de la esencia de la narrativa de Murakami, como son las importantes referencias musicales, que hacen que el título original en inglés del libro sea Norwegian Wood (como la canción de The Beatles con que comienza la novela, y que es la favorita de Naoko) y también las personalidades misteriosas y melancólicas, que aparecen constantemente en sus novelas.

Tal ha sido el éxito de Tokio Blues que ha sido llevada al cine bajo su título original en inglés, Norwegian Wood. Tokio Blues es sin duda un esencial de la bibliografía de Haruki Murakami

Más sobre Literatura Contemporánea

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.