“La Compañía Negra”: Fantasía desde la mirada del “mal”

El primer tomo de esta saga escrita por Glen Cook muestra a un grupo de mercenarios con un detalle y profundidad nunca antes visto.

Casi desde que empecé a leer fantasía había escuchado hablar de los libros de “La Compañía Negra”, famosa saga del autor estadounidense Glen Cook. Sin embargo, como suele pasar en Chile, estos libros no habían llegado al país.

La Compañía Negra: La Primera Crónica
La Factoría de Ideas-Océano
Eso hasta que, hace aproximadamente hace un año, La Factoría de Ideas-Océano trajo al país la reedición en español de esta serie de libros, los cuales rápidamente comenzaron a desaparecer de las estanterías de las librerías.

Por lo tanto, en Guioteca empezaremos a reseñar uno a uno estos libros, arrancando con el título que inició todo: “La primera crónica”.

La impresión que me dejó este libro es que si estás dispuesto a leer distintos tipos de literatura fantástica, es un libro que debieras leer. ¿La razón? Su narración, y sobre todo, el punto de vista desde el que se enfoca la trama, que son indudablemente novedosos.

La novela cuenta la historia de un grupo de mercenarios llamados La Compañía Negra. Claro, estos suelen aparecer en otras novelas del género, casi siempre como representación de maldad, incluso a veces caricaturizados. Pero en esta novela podemos ver desde su interior cómo funciona una compañía de mercenarios, a qué responde y cómo son, a nivel cotidiano e incluso moral.

Cook nos muestra cómo La Compañía Negra trabaja para el mejor postor, es cierto, pero sin olvidar los conflictos que eso produce en cada uno de sus integrantes. Sienten que lo que hacen está mal —sienten que trabajan, de hecho, para algo así como la encarnación del mal— pero son una hermandad y no pierden el foco. Están juntos en esto y así se quedan, pese a que algunos les guste y a otros no.

La narración de esto es bastante atrayente y realista, pues es desde el punto de vista del personaje que está a cargo de contar todas las historias de la Compañía. Así, la temática se siente real y los personajes muy cercanos. El lector, de hecho, llega a conocer las características más inusuales de los protagonistas.

Para mí, sin embargo, la experiencia no fue completa debido a que la narración apenas se detiene en explicar los detalles del mundo en el que la acción está inserta. Sabemos poco de los dioses, héroes, villanos, orígenes y mitos de ese mundo. El problema es que estos detalles son constantemente insinuados, dejando al lector con ganas de leer más sobre aquello. Es probable, de todas maneras, que esto aparezca en libros posteriores. Por lo pronto, es un libro muy recomendable para los fanáticos del género que quieren cosas novedosas.

Pronto estaremos publicando la reseña del segundo tomo de esta saga de fantasía: “Sombras fluctuantes”.

Es posible encontrar este libro en las librerías Que Leo.

Más sobre Literatura Fantástica

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.