Guía de: Los 80

“Maripepa” Nieto: la cola más famosa de Sabor Latino

Diez minutos de actuación televisiva le bastaron a una desconocida vedette española para convertirse de la noche a la mañana en un verdadero símbolo sexual del Chile de los 80’.

En 1981, el programa Sabor Latino, un programa televisivo de variedades de TVN donde iban a desfilar las mejores vedettes del momento, anunció en una de sus primeras emisiones la presentación de una desconocida actriz, bailarina y vedette española llamada María José Nieto.

Pese a que en nuestro país nadie la conocía, la veinteañera española no era ninguna aparecida. Había participado en su país de origen en montajes de ballet clásico, derivando posteriormente a las comedias musicales clásicas y picarescas, aprovechando su envidiable figura y apariencia. Pero, cuando el animador Antonio Vodanovic la presentó, las expectativas no eran realmente muchas.

Maripepa Nieto

Foto: LUN

Maripepa Nieto fue un verdadero símbolo sexual nacional.

Vestida con un atuendo mínimo y una especie de boina, la española salió al escenario cantando la canción “fumando espero…”. Cantando siempre frontalmente a la cámara y al público, su belleza, sus torneadas piernas y su natural desplante causaron una muy buena impresión.

Sin embargo, lo mejor estaba por llegar. En un momento dado del tema, María José Nieto se volteó abruptamente, dándole la espalda al público y enseñando con toda propiedad su anatomía, que resaltaba más todavía gracias a un minúsculo hilo dental.

Los hombres en el estudio, simplemente, enloquecieron. No es exagerado afirmar que incluso se escucharon aullidos por parte del público masculino, muchos de los cuales estaban bastante enardecidos por la ingestión de varias copitas de alcohol, uno de las particularidades de ese recordado programa.

Símbolo sexual

Al otro día Chile entero ardía por la performance de la vedette, quien comenzó a ser llamada simplemente como la “Maripepa”. Los medios, obviamente, también se hicieron eco de ello. Su cuerpo, y en especial su “derriere”, se reprodujeron con profusión en cientos de fotos.

La “Maripepa” ya se había convertido en un evidente objeto del deseo de los machos chilenos. Sólo 10 minutos de actuación le habían bastado para convertirse en un verdadero símbolo sexual nacional.

Con el tiempo la “Maripepa”, a quien algunos graciosillos llamaban simplemente “Maripopi”, haciendo referencia a la parte trasera de su anatomía, multiplicaría sus visitas a Chile y sería número puesto en eventos como la “Vedettón”, una de las secciones más esperadas por los hombres chilenos de esa jornada de solidaridad de 27 horas conocida como la Teletón.

Claro que con el éxito vendrían también los problemas y las polémicas, como su supuesto romance con Álvaro Corbalán, uno de los agentes más temidos de la CNI, el órgano oficial de represión del gobierno de Pinochet. Años más tarde, la española aparecería nuevamente por Chile luego que su hermana Rosario, quien había estado casada con un médico chileno, fuera sorprendida en Santiago con cuatro kilos de cocaína.

La “Maripepa” se retiró oficialmente de los escenarios el 2006, pero su aparición en aquella emisión de “Sabor Latino” todavía se recuerda en las mentes de miles de hombres chilenos. Y en particular su trasero, catalogado por algunos exagerados como uno los íconos “culturales” más destacados del Chile de los 80’.

Más sobre Los 80

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.