Guía de: Los 80

Duran Duran: la banda pop-rock más icónica de los 80’

Emblemas del movimiento musical New Romantic e innovadores pioneros en el uso efectivo y artístico del videoclip, el quinteto inglés se identificó como ningún otro grupo con esta nostálgica década.

Formados en la ciudad inglesa de Birmingham, Duran Duran nació a fines de la década del 70’ como consecuencia de la amistad del bajista John Taylor y el tecladista Nick Rhodes, dos jóvenes compañeros de colegio que ansiaban con ser reputados músicos de pop-rock.

Duran Duran
Foto: Duran Duran
Tras reclutar al baterista Roger Taylor y al guitarrista Andy Taylor, que llegó tras leer un aviso en el diario musical Melody Maker, el quinteto se completó con la llegada del vocalista Simon Le Bon, ex vocalista de los grupos Dogs Days y Rov Ostrov.

La amalgama de sus influencias musicales (The Velvet Underground, Roxy Music, The Clash, Chic, Japan, David Bowie) hizo que el grupo creara un sonido bastante original y atmosférico, consolidando un perfecto híbrido de pop-rock, con resabios de techno y punk. El sonido era tan reconocible como el propio nombre de la banda, tomado del villano del filme de ciencia ficción “Barbarella”.

El quinteto se convirtió de ese modo en la banda emblema del movimiento musical New Romantic, que postulaba un regreso a las canciones sofisticadas y a los modos elegantes sobre el escenario, en abierto contraste con la insolencia y el salvajismo del punk.

Después del lanzamiento de su primer disco, llamado con el mismo nombre de la banda, el grupo se posicionó rápidamente. Las revistas de música y para adolescentes de Inglaterra rápidamente se apegaron a su buena presencia, y pronto sucedió lo mismo en los Estados Unidos y otros países del mundo.

Ayudó a ello que cada miembro de la banda (los tres Taylor no tenían ningún parentesco) tuviera una imagen y personalidad distintiva. El segundo álbum, “Rio”, en tanto, fue la antesala de la conquista definitiva de América.

Pioneros del videoclip

Uno de los grandes factores que explicaron el rápido ascenso mediático de Duran Duran, además del sonido elegante y la versátil voz y las oscuras letras de Simon Le Bon, radicó en la inteligente forma que usaron la nueva y gran arma musical de los 80’: el videoclip.

Sus icónicos videos, filmados en lugares tan exóticos como Sri Lanka o Antigua, mostraban imágenes memorables, lascivas y glamorosas filmadas con cámaras de cine de 35 mms., en vez de las toscas videocámaras.

Entre sus videos más destacados todavía se recuerdan “Río”, “Hungry Like The Wolf”, “Save a Prayer” y “Is there something I should Know?”, todos dirigidos por el futuro cineasta Rusell Mulcahy, responsable de la cinta de culto “Highlander”.

Imagen de previsualización de YouTube

De ese modo, gracias a sus atractivos videos y apoyados por la cadena MTV, Duran Duran lideró en propiedad la “Segunda invasión musical Británica” a Estados Unidos. El tecladista Nick Rhodes, recalcando la importancia de las imágenes para la promoción del grupo, aseguraba que “el video es para nosotros como el stereo para Pink Floyd”.

El tercer disco de la banda, “Seven and the Ragged Tiger”, los consagró artística y comercialmente. Tras instalar tres singles en los ránkings (“The Reflex”, “Union of the Snake”, “New Moon on Monday”), se lanzaron a una gira mundial, de la cual lanzaron un álbum en vivo llamado “Arena”. El año 1984 culminó con Duran Duran al tope de las listas con “The wild boys”, la única canción en estudio incluida en “Arena”.

1985 fue un año crucial. El grupo grabó la canción “A view to a kill”, de la película de James Bond del mismo nombre, y consiguió por primera y única vez en la historia poner una canción de la saga del agente 007 en el número 1 del ranking norteamericano.

A fines de ese año, el grupo participó en el single a beneficio “Do they know It’s Christmas?”, en el mega grupo Band Aid, que agrupó a artistas como Sting, Bono, George Michael, Boy George, Phil Collins, Spandau Ballet, Paul Weller y Paul Young, entre otros.

Auge y declinación

Por esa época Duran Duran ya era uno de los grupos más famosos y cotizados del mundo. La música de la banda, que tenía a la misma Lady Di como una de sus más acérrimas seguidoras, era un oasis de gracia y dinamismo entre la grisácea tristeza de la era Thatcher británica. El mismo Simon Le Bon describió a su grupo “como la banda con que bailar mientras caen las bombas”.

Foto: Agencias
En 1985 los cinco integrantes del grupo se dividieron para dar rienda suelta a sus inquietudes musicales en dos proyectos separados: Arcadia (formado por Le Bon, Rhodes y Roger Taylor) y The Power Station (John y Andy Taylor, más el vocalista Robert Palmer y el baterista Tony Thompson, del grupo Chic), cuyos discos obtuvieron excelentes críticas y una mejor respuesta de los fanáticos.

Pero después de esos dos proyectos el grupo no volvió a ser el mismo. Andy Taylor se alejó para iniciar un proyecto solista y el baterista Roger Taylor renunció por problemas de cansancio mental. Convertido en trío, el grupo grabó en los siguientes años los álbumes “Notorious”, “Big Thing” y “Liberty”, que no despertaron el mismo fervor que sus antecesores.

El grupo tendría, en todo caso, una breve resurrección en 1993 con el álbum titulado informalmente “The wedding album” y el single “Ordinary world”, que ganó el prestigioso galardón Ivor Novello a la mejor composición.

En 2002 el quinteto original se reunió nuevamente. La revista Q Magazine los premió por su trayectoria y el grupo agotó las entradas en 25 ciudades, incluyendo 5 conciertos a tablero vuelto en el Wembley Arena. La crítica inglesa, habitualmente hostil con la banda, alabó generosamente estos conciertos. “Duran Duran estaban bajo la llamada maldición de los Bee Gees, que es escribir buenas canciones, vender montones de discos, y aun así caer en el desinterés de la crítica rock establecida“, explicaba el cantante Moby, un reconocido fanático de la banda.

La banda lanzó por esa época el álbum “Astronaut”, que gracias al single “Sunrise” les permitió obtener otro No 1 en las listas de baile de la revista Bilboard en Estados Unidos.

Tras el alejamiento definitivo de Andy Taylor, Duran Duran quedó reducido a un cuarteto, grabando otros discos y desplegando una incesante actividad en vivo, que incluso los trajo dos veces a nuestro país (ya habían venido en otras dos oportunidades, incluyendo una maciza actuación en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar que, increíblemente, no fue transmitida en su totalidad por televisión debido a lo tardío de la hora).

Imagen de previsualización de YouTube

Mirando hacia atrás, el legado de la banda es impresionante. Como íconos del movimiento New Wave, el grupo vendió más de 100 millones de discos e instaló 18 sencillos en las listas norteamericanas y treinta en el top 40 de Gran Bretaña.

Además, prestigiosos artistas como The Strokes, Franz Ferdinand, The Killers, Smashing Pumpkins, Marilyn Manson y Beck los han reconocido como una importante influencia. Ver cualquiera de sus antiguos videos equivale a montarse en una máquina del tiempo y retroceder a principios de los 80’, cuando Duran Duran cambió para siempre la forma de filmar y apreciar los videos.

Más sobre Los 80

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.