Guía de: Los 80

El día en que Amaro Gómez Pablos fue el “hombre ideal”

Ganador indiscutido del bloque “Soltera sin Compromisos”, el castizo animador de noticias tuvo su debut en la televisión chilena con gallardía ante una eufórica masa femenina.

Escuchar al periodista Amaro Gómez Pablos en el noticiero “24 horas” de Televisión Nacional de Chile genera una serie de opiniones encontradas en la audiendia nacional. Muchos le critican su empalagosa pronunciación y su zeteo constante, pese a que ya lleva muchos años viviendo en nuestra tierra.

Por otro lado, su correcta disposición, su profesionalismo y la enorme experiencia como corresponsal de guerra le dan la credibilidad, validez y reputación que cualquier periodista de su recorrido merece.

No obstante, no todos recuerdan que en 1986 hizo su primera incursión en la televisión chilena, coqueteando con una inocua farándula y en un rol tan frívolo que hoy por hoy sólo es objeto de culto en los añosos archivos de Sábados Gigantes, que el 8 de agosto cumple 50 años de emisión.

Amaro Gómez Pablos
Foto: Canal13
Amaro Gómez Pablos se presentó en Sábado Gigante, sección “Solteras sin Compromiso”, cuando tenía 18 años .

Fue en el famoso y delirante segmento “Soltera sin Compromisos” donde el estudiante español del Nido de Águilas hizo su debut en la pantalla chica al ritmo del pegajoso jingle que abría el bloque sabatino.

Premunido de un terno, nervioso y con varios kilos menos, Don Francisco lo anunció ante la audiencia femenina como “un romántico aventurero” que se presentó al concurso “porque se dio cuenta que participando podía encontrar una compañera”.

“Me fascina”

Estupendo, salvaje, me fascina, súper bueno, fantástico”, chillaba la audiencia por el candidato número 6. En ese entonces Gómez Pablos tenía 18 años, medía 1,86 y venía llegando a Chile hace nueve meses con el mismo acento que hoy mantiene en las pantallas de TVN.

El periodista, incluso, hasta se dio tiempo de recitar un poema de autoría anónima, sacarse la chaqueta y bailar como un robot un hit de la época,  generando alaridos, histeria y un coreado “se pasó, se pasó”, al paso que Mario Kreutzberger daba cuenta de la “fotografía y los deportes” como sus hobbys favoritos.

Al final del segmento, el blondo candidato ganó por paliza a los demás contrincantes y fue galardonado por Pepe Yeruba con 30 mil pesos y un televisor a color de 14 pulgadas. Posteriormente, en la gran final, Amaro Gómez Pablos fue ratificado como el “hombre ideal” de la temporada.

De él no se supo más por un buen tiempo, terminó sus estudios de periodismo en la Universidad Gabriela Mistral y en las décadas venideras fue consolidando su imagen profesional como un periodista de primer nivel cuyo trampolín inicial fue el escenario de Sábados Gigantes. Aunque probablemente a él le guste poco que le recuerden ese pasado.

“Solteras sin Compromiso”

Más sobre Los 80

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.