Guía de: Los 80

Los 10 mejores lentos de los 80′, los más inolvidables (II)

Los 80’ fue la década que institucionalizó definitivamente las baladas pop, las power ballads y los temas popularmente instropectivos. Acá van las otras 10 canciones lentas que nos hicieron agua el corazón.

Dicen que las segundas partes nunca son buenas, pero en este caso ese aserto no tiene validez. Dada la gran cantidad de temas lentos que nos entregó la década de los 80’, se hace más que necesario engrosar la anterior lista de los mejores lentos de los 80′ de las mejores canciones lentas radiales de los 80’ con estas nuevas 10 canciones. Aunque todavía quedará material pendiente en el tintero, acá van los temas lentos más representativos de esa década inolvidable:

1.- “Don’t dream it’s over”, Crowded House: Lanzada como primer single en enero de 1987 e incluida en el disco debut de este trío neozelandés, la canción lanzó a la fama a este grupo a ambos lados del Atlántico. Compuesta por el cantante y guitarrista Neil Finn en la solitaria habitación de un hotel, tras una terrible pelea con su esposa, la canción es un alegato de autoafirmación personal que habla sobre la posibilidad de levantarse de nuevo después de tener un romance perdido. Tras llegar al número 2 del prestigioso ránking Billboard, y lograr la cima en los charts de otros países, los tres integrantes de la banda pasaron a ser considerados una especie de “héroes nacionales” en su Nueva Zelanda natal.

Imagen de previsualización de YouTube

2.-“Hunting high and low”, A-ha: Incluida en el álbum debut del mismo nombre de este exitoso trío noruego, esta canción de 1985 es un perfecto contrapunto melódico con los otros dos singles más bailables de ese disco: “Take on me” y “The sun always shine on TV”. Compuesta por el guitarrista Pal Waaktaar, e interpretada con mucho sentimiento y aplomo por el vocalista Morten Harket, el tema comienza como una ensoñadora balada con tintes bucólicos, donde se nos vienen a la mente paisajes imponentes como fiordos, lagos y montañas. La canción destaca sobretodo por su hermosa parte orquestada final, cuando un grupo de violines arremete al compás de la airada pero contenida vocalización de Harket.

Imagen de previsualización de YouTube

3.- “Open Arms”, Journey: Incluida en el álbum “Escape” de este grupo norteamericano, esta clásica balada de 1982 escrita por Steve Perry y Jonathan Cain describe perfectamente la situación de todas aquellas personas que se enemistan con sus parejas y que intentan reconciliarse con los “brazos abiertos”. Cain había empezado a escribir esta canción cuando estaba en un grupo anterior, pero el vocalista había rechazado la balada por considerarla “basura sentimental”. Cuando se integró a Journey, Cain terminó la canción con el vocalista Steve Perry. Aún así, la canción casi quedó fuera del disco, ya que el resto de los integrantes no sólo la odiaban sino que también se resistían a interpretar baladas. Cuando la canción se lanzó llegó al número 2 de las listas norteamericanas durante seis semanas. Con el paso de los años, la canción fue ganando más elogios. Las revistas especializadas la calificaron como “una canción con toda la fuerza del estilo vocal de Perry, operístico y prometedor”, y “como unas de las baladas más bonitas del rock, que brilla con una sinceridad y un sentimiento que sólo Steve Perry sabía combinar”. Calificada por muchos críticos como “un himno de bodas”, el mismo Steve Perry ha confesado la veracidad de esta definición: “Es imposible contar todas las veces que alguien me ha parado en cualquier parte y me ha dicho “esa fue la canción principal en la fiesta de graduación de mi colegio o liceo”.”

Imagen de previsualización de YouTube

4.-“Carrie”, Europe: Tercer single del exitoso álbum “The Final Countdown” de esta banda sueca, la canción fue lanzada durante el otoño de 1987, llegando al tercer lugar del ranking norteamericano. La canción fue escrita en 1985 por el vocalista Joey Tempest y el tecladista Mic Michaeli, cuando el grupo hacía sus primeras giras mundiales. Originalmente, sólo consistía en una parte vocal acompañada de teclados, pero en la versión final se le agregaron el resto de los instrumentos. En las fiestas ochenteras de nuestro país esta canción fue grito y plata y sirvió de telón musical a más de algún romance adolescente.

Imagen de previsualización de YouTube

5.-“Still Loving you”, Scorpions: Incluida en el álbum “Love at first sting”, de 1984, de este quinteto alemán de heavy metal, la canción fue un auténtico hit internacional, llegando a una cantidad inaudita de ventas (sólo en Francia la canción vendió casi dos millones de copias). Escrita por el guitarrista Rudolp Schenker y el vocalista Klaus Meine (el primero compuso la música y el segundo la letra), el tema habla sobre un amante desesperado que pierde a la mujer que ama y que trata de reconquistarla, aunque también puede ser visto como una metáfora a la división política que en ese tiempo existía entre las dos Alemanias, dividida por el ominoso muro de Berlín (“sólo el amor puede derribar los muros algún día”, canta Meine en una parte de la canción). El tema empieza sosegadamente con una guitarra eléctrica lastimera y Meine clamando por su amor perdido. En la parte final, la guitarra se desata totalmente, acompañada por los otros instrumentos de la banda y las emocionadas exclamaciones de su vocalista.

Imagen de previsualización de YouTube

6.-”Hard to Say I’m Sorry”, Chicago: Lanzada como single en mayo del año 1982 e incluida en el disco “Chicago 16”, esta canción revitalizó de nuevo a este grupo norteamericano y marcó el progresivo cambio de su sonido, desde uno ligado al jazz rock a melodías mucho más accesibles y comerciales. Compuesta por el vocalista Peter Cetera y el productor David Foster –que además toca el piano en el tema-, la canción llegó de inmediato al número 1 del Billboard. El tema tiene la particularidad de que en su grabación sólo participaron dos integrantes del grupo Chicago –el vocalista Peter Cetera y el tecladista Bill Champlin-, puesto que el productor prefirió reclutar a otros connotados músicos de sesión, entre ellos tres miembros del grupo Toto. Esta canción le permitió a Chicago encumbrar dos baladas épicas en los charts en dos décadas diferentes: la primera fue el megahit internacional de 1976 “if you leave me now”, single que vendió millones de copias en todo el mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

7.-”Can’t Fight This Feeling”, REO Speedwagon: Incluida en el disco “Wheels are Turnin”, de 1984, la canción fue numero uno en los charts de América del norte. Escrita por el vocalista Kevin Cronin, la canción habla del difícil dilema de un hombre enamorado en silencio de una mujer, de la que ha sido un amigo fiel durante mucho tiempo. Incapaz de luchar contra sí mismo, en el estribillo Cronin se rinde definitivamente y confiesa a los cuatro vientos que “ya no puedo luchar más contra este sentimiento”.

Imagen de previsualización de YouTube

8.- “No more lonely nights”, Paul McCartney: Incluida en el álbum “Give my regards to Broad Street”, nombre de la película homónima protagonizada por el ex beatle, en este tema de 1984 la inconfundible voz de Paul narra una recurrente desventura sentimental, asegurando de pasada que ya no quiere vivir “más noches solitarias”. La canción es una sincera confesión emocional que termina de deslumbrar musicalmente con la aparición de la guitarra eléctrica de David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd, que en la parte final del tema se desata en un solo memorable. Si bien la película donde viene incluido el tema fue un fracaso artístico y financiero, su banda sonora alcanzó el primer lugar de ventas en el Reino Unido. Esta canción, en tanto, fue nominada a mejor tema musical en los Globos de Oro y los BAFTA.

Imagen de previsualización de YouTube

9.- ”Valotte”, Julian Lennon: Primer single en el álbum debut del mismo nombre, esta canción de 1984 catapultó por primera vez al hijo mayor de John Lennon a lo más alto de las listas internacionales. La voz, el rostro y la misma música que Julian despliega en esta hermosa canción rememoraron en muchos melómanos el recuerdo del extinto John Lennon, asesinado sólo unos pocos años antes. Gracias a esta canción y el disco en el que venía incluida -que también encumbró al single “Too lates for goodbyes”- Julian fue nominado a un premio Grammy como mejor nuevo artista.

Imagen de previsualización de YouTube

10.-“Alone again”, Dokken: Esta banda estadounidense de hard-rock logró el reconocimiento mundial con esta power ballad de 1984. Incluida en el álbum “Tooth and nail”, la canción combina a la perfección la pericia vocal del vocalista Don Dokken y la virtuosa guitarra de George Lynch. Un perfecto ejemplo de cómo un grupo de rock puede interpretar una sensible balada sin parecer blando.
Imagen de previsualización de YouTube

Más sobre Los 80

ComentariosDeja tu comentario ↓