Guía de: Los 90

Las escenas más insólitas del cine de los 90′: Inolvidables

En esta galería de videos rescatamos algunas escenas asombrosas y desconcertantes, y por qué no decirlo, otras completamente freak.

Durante la década 90, tuvimos la suerte de disfrutar de unas cuantas películas que ya son de culto. De los directores que ya eran famosos, Lynch, Cronenberg y Polanski; de los nuevos, Tarantino y Jonze.

En esta galería de videos rescatamos algunas escenas asombrosas y desconcertantes, y por qué no decirlo, otras completamente freak. Si eres de aquellos de mente delicada, mejor no las veas.

-Perversa luna de hiel (1992)

Quién más que Roman Polanski pudo hacer una cinta tan despiadada como esta. Peter Coyote, en un papel más que digno, cuenta sus desventuras sentimentales a Hugh Grant durante un crucero. En esta escena, Kristin Scott Thomas protagoniza una inigualable performance junto a Emmanuelle Seigner con la canción Slave to love de Brian Ferry como música de fondo.

-Pulp fiction (1994)

El Oscar al mejor guión apenas le hizo justicia a esta cinta del genial Quentin Tarantino. Si las historias intercaladas en un aparente desorden de la película nos dejó a todos locos; la escena de John Travolta intentando revivir a Uma Thurman (después de una accidental sobredosis de droga) terminó por convencernos que este era solo el principio de un nuevo estilo de hacer cine.

-La balada del pistolero (1995)

De esta película dirigida por Robert Rodríguez no hay mucho que decir. Antonio Banderas (el mariachi) busca saciar su sed de venganza y acabar con Bucho, un jefe narco que vive en un olvidado pueblo mexicano. Fuera de una pila de pinches cabrones que mueren como moscas, lo realmente destacable es esta escena en que Quentin Tarantino cuenta un chiste de antología sentado en una barra de un bar de mala muerte.

-Crash, extraños placeres (1996)

David Cronenberg, el mismo director de Mortalmente parecidos o Festín desnudo, volvió a sorprendernos con Crash, una cinta perturbadora que narra las relaciones casi enfermizas de un grupo de desadaptados que rinden culto a los accidentes de auto. En esta escena, James Spader persigue en una autopista a Deborah Unger (su mujer en la película). De todas las probabilidades de final, este es el más increíble.

-Carretera perdida (1997)

Con la séptima entrega de David Lynch, el controvertido director desafía todos los cánones narrativos con una película que es mezcla de cine negro y cine terror. Bill Pullman (el protagonista) se desdobla durante la narración y parece entregado a habitar en una perpetua pesadilla. En esta escena, Robert Blake termina por dejarlo aún más perplejo; y su risa, posiblemente es la más siniestra de la historia de la pantalla grande.

-Pánico y locura en Las Vegas (1998)

Dirigida por Terry Gilliam, esta cinta es una de las menos conocidas de Jonny Depp y está basada en la novela del no menos extraño Hunter S. Thompson, ícono del periodismo “Gonzo”. Ver a Depp en pantalla siempre es una experiencia. Verlo en compañía de Benicio del Toro es  inclasificable; pero además, en una historia donde consume LSD e ingresa en un casino en Las Vegas, eso ya raya en el delirio.

-¿Quieres ser John Malkovich? (1999)

Esta cinta dirigida por Spike Jonze ha sido catalogada como una de las más incoherentes pero originales del cine. Además de ver Cameron Díaz y John Cusack en sus roles con menor amor propio de sus carreras, la historia nos lleva hasta un portal en un piso 7 y medio donde se puede acceder a la mente de John Malkovich ¿Qué pasa cuando el mismo John Malkovich ingresa en su propia cabeza?

Más sobre Los 90

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.