Inicio » Lucha Libre »Equipo

A 7 años de la muerte de Eddie Guerrero: Viva La Raza

El 13 de noviembre se cumplen 7 años de la muerte de Eddie Guerrero, uno de los luchadores más talentosos de la historia. Recordémoslo.
Fuente: WWE
Han pasado exactamente 7 años de la partida de Eddie Guerrero, uno de los luchadores más talentosos que conoció la industria del entretenimiento deportivo.

7 años desde que un infarto producto de un historial de abuso de drogas y alcohol le quitó la vida a los 38 años.

Guerrero no sólo era miembro de una de las familias más tradicionales de la lucha mexicana, sino también un líder en el camarín de la WWE que con trabajo duro y una vida que lo llevó de ser un caso perdido de adicción a volverse un cristiano rehabilitado se ganó el respeto de sus pares.

Lo cierto es que personalmente, uno de los más momentos que recuerdo en mi historia como seguidor de la WWE fue el cierre del PPV No Way 2004 cuando Eddie se abrazaba con su madre luego de haber ganado su primer WWE Title tras derrotar a Brock Lesnar en una de las mejores luchas de ese año. La postal nos mostraba no sólo a un intérprete que llegó al tope de la compañía, sino también el corolario de una historia de excesos que empezó en 1993 en Japón y terminó el año 2002 cuando el texano volvía a la WWE rehabilitado y limpio.

Ese momento, esa fotografía es tal vez mi momento favorito como espectador de la lucha libre.

Hace unos años Chris Jericho publicó su libro “Undisputed” (se los recomiendo si saben inglés y quieren entender la interna de la WWE) y le dedica algunas páginas a Guerrero, a quien consideró uno de los mejores en la industria.

Con la muerte de Eddie no sólo se perdió a un gran luchador, sino que el mundo perdió a un gran hombre en su mejor momento. Recuerdo ese viaje en avión donde me habló todo el camino de la Biblia y cómo Dios lo había cambiado, de cuando me abrazó y me dijo que estaba orgulloso de mí por irme de la compañía en mis propios términos, y recuerdo lo poco que nos pudimos ver en los últimos años. Con Eddie se perdió a un hombre que hacía un poco mejor al mundo, y si bien no entiendo por qué Dios se lleva a gente buena, sé que tuvo un plan mejor para él“, es un extracto de lo que dice sobre su amigo.

Lo cierto es que Guerrero reinventó la lucha en su estilo. Reescribió al Tweener, demostró que se puede hacer lucha y comedia manteniendo estándares de calidad altísimos y sin desperfilarse mostró que el físico no lo es todo, que la técnica abre puertas, pero por sobre todas las cosas nos emocionó y sacó risas con el motto de su personaje: “I lie, I cheat, I steal”.

Guerrero dejó legado. Le abrió la puerta (junto a Chris Benoit y Jericho) a luchadores como Rey Mysterio, CM Punk y Daniel Bryan que jamás habrían llegado a la cima si un grupo de luchadores sin físico, pero con talento exorbitante, no hubiese abierto el camino para ellos.

Mañana 13 de noviembre se cumplen 7 años de su partida, y a Eddie todavía se le recuerda, pero sobre todo se le respeta.

¡Viva La Raza!

Más sobre Lucha Libre

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.