Inicio » Lucha Libre »Equipo

Chris Benoit, a 5 años de su trágica e impactante muerte

El pasado 24 de junio se cumplieron 5 años del suicidio de Chris Benoit, la muerte más escandalosa de la historia de la lucha libre y que puso en jaque todo su legado.
Fuente: WWE
La verdad es que todavía recuerdo el día de la muerte de Chris Benoit. Fue un lunes. La noche anterior debía presentarse a luchar por el evento Vengeance: Night of Champions, contra CM Punk por el extinto título de la ECW, pero no llegó aduciendo problemas domésticos.

La WWE a través de su dueño Vince McMahon decidió suspender la edición habitual del programa Raw para dar un especial de la vida y obra del luchador y honrar a su señora Nancy Benoit y su hijo, que habían muerto junto a él en circunstancias que hacían sospechar un asesinato triple.

Lo cierto es que la sorpresa fue mayúscula cuando se supo que Benoit había asesinado primero a su esposa y luego a su hijo para terminar suicidándose colgado con una máquina de levantar pesas.

El golpe a la empresa fue mayúscula, más aún cuando se supo que Benoit había sido presa de locura dado por el abuso de esterioides y también un exceso de contusiones cerebrales.

Hasta el día de hoy Benoit aparece baneado de la WWE, su nombre y sus logros no se mencionan e incluso sus peleas no se transmiten, en un entendido de una empresa que no sólo se sintió traicionada, sino que además no puede avalar lo ocurrido.

La muerte de Benoit me causa sentimientos encontrados, como a todo el mundo amante de la lucha libre. Uno de mis momentos favoritos es cuando ganó Wrestlemania XX y se abrazó con su amigo de toda la vida, el también fallecido Eddie Guerrero; por lo mismo, no logro entender cómo pasó lo que pasó y cómo se logró empañar un legado que luchadores de la talla de Daniel Bryan emulan.

La muerte de Benoit claramente dejó dudas que hasta el día de hoy no se logran despejar: Los mensajes de texto enviados a amigos como Chavoo Guerrero que no coinciden con la data de su muerte, o bien la publicación en Wikipedia, desde Connecticut, de su muerte la noche anterior a que ocurriera (esto fue  mientras el luchador estaba en Washington). Todo esto no hace más que alimentar dudas y especulaciones que, lo más probable, nunca se resolverán.

Lo cierto es que la muerte de este luchador dejó un legado mucho más allá de su calidad luchística, el del abuso de las drogas, tema que ha teñido a la industria desde hace años ya, sin lograr todavía erradicar sustancias prohibidas como los esteroides y anabólicos.

Para todos los amantes de la lucha libre, cada 24 de junio es una fecha dolorosa, ya que no sólo hablamos de la caída de un ídolo, sino también de la perdida de la virginidad en torno a un negocio que se asumía mucho más puro de lo que ha resultado ser.

Más sobre Lucha Libre

ComentariosDeja tu comentario ↓