Guía de: Mascotas

¿Qué hacer ante una intoxicación de mascotas?

Lo importante es actuar rápido, ordenada y equilibradamente, sin caer en la desesperación. La supervisión profesional de un Médico Veterinario resulta indispensable en los casos de intoxicación de mascotas.

Comúnes son las intoxicaciones caseras, ya sea con fármacos, alimentos u otros productos que accidentalmente o equivocadamente tomaron contacto con sus mascotas. También existen aquellas otras, no accidentales, que son producidas por personas irracionales y de malas intenciones, que buscan dañar a indefensos animales, muchas veces sólo porque hay algo que a ellos les molesta.

Es de gran utilidad hacer algo en casa. Lo primero es identificar qué intoxicó a la mascota. Para ello hay que estar conscientes de los productos aplicados en la piel o ingeridos por el animal. El propietario debe leer la etiqueta por teléfono y llevar el envase al centro veterinario; esto con la finalidad de prepararse para una atención pronta, adecuada y eficiente.

Si el producto fue aplicado sobre la piel, resulta de gran utilidad eliminar los excesos con un baño de agua tibia. Si se vieran afectadas mucosas como la ocular u oral, deben lavarse también abundantemente con agua, varias veces.

Mascota intoxicada
Foto: El Mercurio

Si nuestra mascota se intoxicó, lo primero es identificar qué consumió.

Si el producto fue inhalado, se debe mantener durante todo el tiempo a la mascota muy bien ventilada.

Si el producto fue ingerido, se puede intentar inducir el vómito, siempre y cuando se tenga plena certeza de que ingirió productos como raticidas o molusquicidas o algunos alimentos que pudiesen ser tóxicos. Esto se puede realizar únicamente si han pasado pocos minutos desde la ingesta y si el animal se encuentra totalmente consciente. Puede realizarse dando a beber agua con sal o dando a tomar unas cucharadas de agua oxigenada.

Lo que nunca debe realizarse es dar a beber grandes cantidades de líquidos, como el agua oxigenada misma o leche, clara de huevo, lavasa u otras sustancias que muchas veces se mal conceptúan como “remedios caseros”.

Cuando el animal está con algún grado de alteración de la conciencia a consecuencia del tóxico, puede aspirar el líquido o el vómito, generando una neumonía por aspiración.

Tampoco debe intentarse hacer vomitar a una mascota que ha ingerido algún producto irritante o corrosivo, como cloro, ácidos u otros similares.

Es de vital importancia que, una vez hecho esto o mientras se realiza, la mascota debe ser trasladada a un centro de atención veterinaria lo más rápidamente posible, para manejar la emergencia, seguir con el proceso de neutralización del tóxico, estabilización del paciente y posterior monitoreo de la evolución clínica de éste y de las secuelas que pudiese presentar.

Las intoxicaciones más frecuentes son:

-Rodenticidas: Sustancias que interfieren con la normal coagulación de la sangre y que, por ende, genera hemorragias. Son pellet de color, generalmente, rojizos.

-Molusquicidas: Generalmente de color verde o azul, contiene metaldehído.

-Etilenglicol: Contenido en sustancias anticongelantes.

-Corrosivos: Cloro, Soda cáustica, Ácidos, etc.

Organofosforados o clorados: Productos “insecticidas” o “acaricidas” que en contacto con la piel, ya sea en animales sensibles o a dosis muy altas, generan la toxicidad.

-Alimentos: Chocolate, Brotes de papas o  tubérculos, Cebolla, Plantas.

-Medicamentos: Ivermectina, Paracetamol, Ibuprofeno, etc.

-Estricnina: Antiguo medicamento que se utilizaba para controlar plagas y que muchas veces es utilizado para intoxicar intencionalmente a los animales.

Lo importante es actuar rápido, ordenada y equilibradamente, sin caer en la desesperación. La supervisión profesional de un Médico Veterinario resulta indispensable.

Muchas intoxicaciones caseras ocurren por desconocimiento o por errores que pueden ser evitados si se cuenta con una adecuada asesoría al momento de tratar, medicar o alimentar a nuestras mascotas. Consulte siempre con su Médico Veterinario.

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓