Guía de: Mascotas

Animales vagabundos, ¿culpables o víctimas?

Los animales vagabundos son un problema, tanto para ellos mismos como para el ser humano. Pero ellos son más víctimas que nadie. Hay que saber actuar.

Esta semana estuvo marcada, para nosotros, los amantes de los animales, por las declaraciones del Obispo de Punta Arenas y la posterior matanza de animales en la zona.

La pregunta que cabe hacerse es: ¿qué hacemos?

Bajo mi punto de vista existen dos ejes cruciales: el control de la natalidad y la educación.

Animales vagabundos

Foto: UDDA

El Control de Natalidad se consigue esterilizando. Pero no basta con esterilizar a las hembras, sino que también se deben castrar los machos, ya que ellos pueden cubrir a varias hembras durante su período fértil.

Y tampoco basta con esterilizar a unos pocos animales, ya que la población seguirá creciendo.

Lo que uno debe aspirar a realizar es alcanzar al 80-90% de los animales callejeros, de esta forma se reducirá bastante la posibilidad de preñez… casi a 0. Pensando en esto, los animales que permanezcan en las calles terminarán sus vidas en menos de 8 años (en promedio) sin dejar descendencia.

De esta forma, no habrá nuevos animales en las calles, a no ser que las personas los vuelvan a abandonar o los sigan liberando por lapsos durante el día.

Aquí es donde gana importancia la Educación. No se logra nada con acabar con la natalidad de perros callejeros, intentar otras opciones para sacarlos de las calles o hacer lo que pide el Obispo. Si la gente sigue mandando sus mascotas a la calle o si los sigue abandonando a su suerte, nuevamente proliferarán.

Las nuevas generaciones son las más conscientes de esto. La mentalidad va cambiando, pero hay que hacer un constante refuerzo positivo de ese cambio.

Refugio para los animales en postoperatorio y en condiciones de ser entregados en adopción, control de los animales que no tienen más opción que volver a vivir en las calles, campañas serias, coordinadas, permanentes y fiscalizadas de adopción de mascotas y la búsqueda de herramientas legales, tanto locales como nacionales (hay leyes que duermen en el Congreso), para registrar mascotas e instruir, vigilar y castigar el abandono o liberación de animales en la vía pública.

Todo esto, sumado al control de natalidad y a la educación, es a lo que debemos apuntar con determinación. La solución no se dará de un día para otro, pero si no empezamos hoy, no se logrará nunca…

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.