Guía de: Mascotas

Educación básica del cachorro

A continuación se detallan los pasos básicos en la educación de un cachorro que recién llega al hogar.

En el caso de un cachorro recién llegado al hogar, durante sus primeras dos semanas, si es menor de 3 meses, lo ideal es que lo eduque sólo un miembro de la familia. Si es mayor, todos los miembros de la familia pueden participar.

Deben elegir el lugar donde el cachorro dormirá, un espacio cerrado, sin riesgos para el cachorro, una cama adecuada y cobertores para el invierno. Ese será su espacio para descansar y él debe saberlo desde un principio.

Cachorros

Foto: El Mercurio

Los cachorros debiesen aprender entre 5 y 7 días.

Uno de los grandes dilemas es cómo enseñarles a defecar y a orinar en un determinado lugar o, al menos, que no lo haga donde él quiera. Para ello, se debe sacar al cachorro cada 2 horas y colocarlo en un rincón o espacio donde uno quiere que elimine. Si lo hace, felicitar y dar un trocito de su alimento (pellet).

Siempre se debe sacar al cachorro dentro de la primera hora después de que comió, ya que es el tiempo máximo en que suelen defecar.

Si lo sorprende haciendo dentro de la casa o en un lugar inadecuado, díganle “NO” y lo sacan inmediatamente al lugar donde sí debe hacer. Si termina allí, felicitarlo.

Se recomienda retirar el plato de agua una hora antes de acostarse y sacar al cachorro por última vez antes de ello. Esto, por lo menos hasta 1 mes sin que haya orinado dentro del hogar.

Si se es constante, los cachorros debiesen aprender entre 5 y 7 días.

En cuanto a la alimentación, se debe repartir la ración total en 3 a 4 comidas (ojalá con horarios definidos), dejando que el cachorro se alimente durante 20 minutos y luego retirar el plato. Deben darle el alimento siempre en el mismo lugar.

Si existen otros perros, se recomienda dar alimento por separado. Si son todos cachorros, se les puede enseñar a comer a todos juntos, pero en platos separados a una distancia de 1 metro o más.

Se debe colocar su cama en un sitio alejado de las puertas y dejar pequeños regalitos (pellet, frutas, etc.) en su cama. Se llama al cachorro por su nombre y se le ordena ir a su cama. Si va, felicitarlo y dar alimentos.

En la medida que el cachorro va optando por ir solo a su cama (cachorro de más de 3 meses), se debe cerrar la puerta, por ejemplo, durante 5 minutos. Si lo tolera, ir aumentando de a 5 minutos semanales, ojalá hasta llegar a 3 horas.

Jamás se debe castigar, vacunar o hacer curaciones en el refugio o cama del cachorro.

Por supuesto, junto con todas estas medidas, no deben olvidarse de sus calendarios de vacunación y desparasitación.

Información Base, Dra. Javiera Gutiérrez, MV, Etóloga.

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.