Inicio » Mascotas »Equipo

La dramática historia de Jack, el cachorro que metió su cabeza en un tubo de PVC

El tubo de PVC en el que quedó atrapado Jack, estaba conectado en una manga de riego. La situación se volvió desesperada para poder salvarle la vida.

Jack es un cachorro que tiene  2 meses y medio de edad y, como todo joven, es inquieto y curioso. Tanto, que el miércoles pasado puso en riesgo su vida, al quedar con la cabeza atrapada en un tubo de PVC, lo que provocó la desesperación de sus dueños y el evidente sufrimiento del animal.

Pamela Bravo, su dueña, cuenta que cuando se dieron cuenta de la ausencia de Jack, alrededor de las 22.00 horas, comenzaron a buscarlo por la parcela en la que viven, pero él no contestaba, ya que “ni siquiera podía ladrar”, recuerda.

El tubo de PVC en el que quedó atrapado Jack, estaba conectado en una manga de riego. Cuando finalmente lo encontraron en la oscuridad, inmediatamente cortaron la manga y lo llevaron bomberos de Pirque. Jack estaba muy agitado y con el tubo atascado en su cabeza. Según relata Pamela Bravo, Bomberos lo vieron con mucha extrañeza y dijeron que había que sedarlo para poder hacer el procedimiento.

Perro accidente
Foto: Pamela Bravo

Jack y la impactante imagen de su cabeza atrapada en un tubo de PVC.

La carrera por salvarlo

Accidente perro
Foto: Pamela Bravo

Una vista superior del delicado accidente de Jack.

Ya eran las 22.20 de la noche cuando empezaron un intenso recorrido por clínicas de urgencia veterinaria en las comunas de Puente alto y La Florida para poder sedarlo. Varias tenían el letrero de urgencia, pero estaban cerradas.

“Finalmente llegamos a una clínica realmente de urgencia en Santa Raquel con San José de la Estrella. Al ver a nuestra mascota, el veterinario, muy impresionado, procedió a sedarlo, luego de ello, llamamos a bomberos de La Florida, para que fuera al lugar y poder liberar a Jack”, relata Pamela Bravo.

Sin embargo, la operadora les dijo que no tenían las herramientas para ese procedimiento.

perro accidente
Foto: Pamela Bravo

El travieso Jack, feliz después de sobrevivir a la traumática experiencia.

“Volvimos hacia el sur, a bomberos de Puente Alto, quienes finalmente con una simple herramienta llamada Dremel, pudieron liberar a nuestra mascota, terminando todo en un final feliz”, cuenta Pamela Bravo, al recordar los angustiosos momentos vividos por el accidente que tuvo a Jack y a sus dueños en una carrera desesperada por salvarle la vida.

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓