Guía de: Mascotas

Médicos Veterinarios de Cabecera, un clásico que sobrevive

La ausencia del Médico de Cabecera ha hecho que, en ocasiones, la Medicina se torne “fría”. En la Medicina Veterinaria, aún sobreviven.

Hace varios años atrás, junto a mi colega y amigo, Dr. Patricio Vera, conversábamos acerca de la frialdad que notábamos en la Medicina Humana y de lo que significaba antiguamente el Médico de Cabecera de la familia. Era quien estaba al tanto de todos los problemas de sus integrantes y, más aún, era un amigo, conocido de muchos años.

Poco a poco, la maquinaria de la salud, las pretensiones económicas, las especializaciones médicas y las distancias horarias dentro de la gran ciudad, entre otras cosas, han hecho que el Médico familiar persista sólo en el mundo rural o en los poblados más pequeños.

Veterinarios

Foto: Sergio López

Los veterinarios seguimos siendo los Médicos de la familia.

Si me duele mucho la cabeza, voy al Neurólogo. Si me duele la rodilla, al Traumatólogo. Si tengo problemas de presión, al Cardiólogo. Especialidades ultra necesarias, fundamentales dentro de todos los avances que ha tenido la medicina y que han permitido que nuestra esperanza de vida vaya en aumento.

No obstante, se ha perdido la confianza. Uno va al doctor: un par de preguntas, unos exámenes, tratamiento y a ver qué pasa. Poca información personal y familiar, salvo que la enfermedad esté muy avanzada o sea muy inespecífica y requiera de mayores antecedentes.

Y, ni hablar de aprovechar de preguntarle al Cardiólogo por mi dolor de rodilla…

En Medicina Veterinaria hemos avanzado mucho con las especialidades, situación que también nos ha valido un mejoramiento en la calidad de vida de las mascotas. Sin embargo, aún no hemos perdido la integralidad de nuestros conocimientos y no hemos perdido la capacidad de oír un ratito lo que nos cuenta el propietario acerca de su mascota o de su familia.

Y, aunque no lo crean, gran parte de las veces recordamos esas historias y nos resultan de gran ayuda para guiar el comportamiento de las mascotas, prevenir enfermedades o, incluso, para llegar al diagnóstico de alguna enfermedad de complicada deducción.

Seguimos siendo los Médicos de la familia; los que vemos crecer a esos niños y envejecer a sus mascotas. Los que sabemos de los problemas y de las alegrías de todos los integrantes de ese núcleo.

Seguimos siendo los Médicos Veterinarios de Cabecera…

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.