Guía de: Matemáticas

Pavel Florenski: La historia del sorprendente Da Vinci ruso

El legado de este religioso, sabio, científico, matemático, escritor, pintor y poeta, ha marcado el siglo XX y a muchos matemáticos.

En Diciembre de 1937, Pavel Florenski fue ejecutado por órdenes de la Troika soviética. Con esto se ponía fin a la vida de un religioso, sabio, científico, matemático, escritor, pintor y poeta. Su vida y obras habían permanecido ocultas, pero recientemente la vergüenza de las atrocidades cometidas por sus compatriotas fue superada por la necesidad de honrar su memoria. Se le describe como el “Da Vinci Ruso”, lo que me parece injusto para su memoria porque en mi humilde opinión logró superar a este en sus logros.

Este hombre nació en 1882 y para 1904 ya había obtenido grados en matemática y física de la Universidad Estatal de Moscú. Al graduarse rechazó los puestos que le ofrecían y decidió estudiar en la Academia Eclesiástica. Durante sus estudios en esa institución publicó su obra “El pilar y las bases de la verdad: Un ensayo de 12 cartas”. Esta obra fue fuente de inspiración para grandes matemáticos como Egorov y Luzin, quien la definió como lo que le devolvió las ganas de vivir. Princeton University Press publicó esta obra recientemente en 2004.

Pavel Florenski

Foto: Blogs

En 1910 se casó y en 1911 se ordenó sacerdote. En el mundo del arte, la noción de “perspectiva invertida” nació de las clases que Florenski impartió entre 1921 y 1924 en los Talleres Superiores Artísticos y Técnicos del Estado. Familiarizado con los experimentos cubistas de Picasso, procedió a una radical deconstrucción de los presupuestos científicos de la perspectiva geométrica. Con argumentos geométricos y de óptica y su conocimiento enciclopédico de la historia del arte, mostró que la perspectiva monofocal heredada del Renacimiento es una “expresión simbólica” artificialmente construida. En 1924 publicó monografías sobre Dieléctricos y Arte Ruso Antiguo. Fue el autor del texto de base para estudiar ingeniería eléctrica que se usó por más de 30 años.

En los años siguientes publicó su trabajo más potente científicamente titulado “Números Imaginarios en Geometría” en el que se dedicaba a dar una interpretación geométrica de la Teoría de la Relatividad de Einstein.

Indiferente a la política, trató de convivir con el régimen soviético, incluso dando conferencias en las que sorprendió a Trotski por su agudeza e inteligencia. Pero fue sindicado por un profesor sometido a tortura y se le acusó de ser un contrarrevolucionario monárquico. De la lectura de las actas de su interrogatorio se ve claramente cómo se autoinculpó al inventar una conspiración absurda con el Vaticano para poder exculpar a otros detenidos con él.

A principios de los años treinta desarrolló un aparato capaz de fotografiar más allá del espectro visual los rayos infrarrojos y los ultravioletas. Durante su deportación a Siberia tuvo la oportunidad de estudiar los hielos perpetuos y la cristalización del hielo. Esto le permitió diseñar una cámara especial para su microscopio, convirtiéndose en uno de los pioneros de la microfotografía.

Como si esto fuera poco este hombre era un visionario como la historia demostró. En 1917 expresó:

“Tengo fe en que el nihilismo, cuando esté agotado, mostrará su incapacidad, todo el mundo estará harto y se despertará del odio. Y entonces, después de que esta ignominia haya fracasado, los corazones y las mentes, ya renovados, se dirigirán hacia la idea rusa, sin volver la vista atrás, hambrientos…”.

Más sobre Matemáticas

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.