Guía de: Maternidad

10 mitos sobre el embarazo, los más conocidos

Muchos mitos son los que dan vueltas en las familias durante el período del embarazo. Aquí te contamos los 10 más conocidos

Cuando una está embarazada, los mitos del embarazo surgen desde su familia, los amigos, los amigos de estos y, por supuesto, las abuelas. Son estas las que de generación en generación han transmitido un sin fin de mitos relacionados con el embarazo. Pero existen 10 mitos sobre el embarazo que son los más conocidos y comunes. Es normal que durante estos 9 meses de gestación escuches cosas como estas:

Mitos Embarazo
Foto: Blogs

Muchos son los mitos que rondan sobre el embarazo.

  • La guatita en punta, varón; guatita redonda, mujer: ni los síntomas, ni la forma del vientre, ni la redondez de la cara, ni la frecuencia cardíaca determinan el sexo del bebé. La ansiedad nos hace creer cualquier cosa, pero nada mejor que la ecografía para sacarse la duda.
  • La famosa mancha del antojo: no tiene ninguna relación tus ganas locas de comer chocolate a las 3 de la mañana con las manchas que el bebé tiene al nacer.
  • Si tienes acidez, el bebé nacerá con mucho pelo: la causa de la acidez es hormonal y fisiológica, nada tiene que ver con la cantidad de pelo.
  • Tienes que comer por dos: la clave de la alimentación está en la calidad y en la variedad y no en la cantidad. Por el contrario, ganar mucho peso es perjudicial. Hay que comer normalmente, pero más nutritivo.
  • Bañarte puede causar infecciones: el útero está sellado y protegido por un tapón mucoso, no obstante durante el último mes puede desprenderse y no es aconsejable darse largos baños, es mejor sólo ducharse.
  • No puedes tener relaciones sexuales: siempre y cuando tu médico no lo prohíba, no hay ningún problema. El bebé está protegido y no sufre ningún daño.
  • No puedes ir al dentista o se te caerán los dientes: puedes seguir tranquilamente cualquier tratamiento dental, consúltalo con tu ginecólogo. Incluso el Auge cubre las prestaciones de dentista durante el embarazo.
  • No te tiñas el pelo: es imposible que el tinte del pelo llegue al bebé, lo que puede suceder es que tu piel está más sensible a los productos y cause irritación.
  • Si tu madre tuvo un mal parto, el tuyo también lo será: hay una cantidad de factores que determinan un parto, no depende únicamente de una cuestión hereditaria.
  • No se puede hacer ejercicio: todo lo contrario, el ejercicio moderado es absolutamente recomendable pues favorece la llegada de sangre al útero y nos mantiene en forma para afrontar el parto y para una recuperación más rápida después del parto.

Cada vez que tengas dudas, no te olvides de consultarle a tu ginecólogo y así estar tranquila y disfrutar de tu embarazo.

Más sobre Maternidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.