Guía de: Maternidad

Adiós Emilia, impacto por la desgarradora muerte de una bebé

Una reflexión sobre el dolor y la pérdida de una bebé, como también de no permitir que estas cosas vuelvan a ocurrir.

Cuando me enteré de la muerte de la pequeña Emilia, que iba en su silla para el auto, con todas las precauciones que los padres tenemos que tener al transportar a nuestros hijos, a manos de un conductor en estado de ebriedad, no pude sino sentir una profunda pena por sus padres.

Es terrible perder a un hijo, ya imaginárselo es doloroso y sentirlo aún peor. Ya habíamos hablado sobre la tristeza que de perder a un hijo en distintas circunstancias, como lo fue la pérdida de la Familia Vicuña Ardohain, y ahora nos volvemos a encontrar con un caso triste, de una familia que queda coja, de una pequeña de 9 meses que se va.

Adiós Emilia
Foto: Mega

La pequeña Emilia.

Y a todo el dolor que uno puede sentir, se suma a la impotencia de que el conductor del vehículo que causó el choque queda libre, esperando a una nueva formalización.

¿Hasta cuando tendremos que ver tragedias provocadas por irresponsables? ¿Hasta cuando tenemos que ver niños muertos a manos de personas que no deberían andar sueltas en las calles? Lo más probable es que este conductor vuelva a conducir, vuelva a provocar un nuevo accidente y todos estemos mirando las noticias con nuevas tragedias.

¡No, basta! No puede ser que una familia pierda a su pequeña hija en un accidente que ellos no provocaron y tengan que vivir y ver la impunidad en que queda todo.

No puede ser que a pesar de existir una ley de tolerancia cero sigan existiendo personas que conduzcan en ese estado. De que exista gente que defienda el conducir con “unas copitas”. No lo encuentro justo.

Somos muchos los padres responsables que cuidamos a nuestros hijos con la vida y ver estas injusticias dan rabia, pena, todo lo que uno puede sentir en el minuto de ver como la familia sufre por la pérdida de tan pequeño ser.

Sólo puedo decir que empatizo en el dolor de esta familia, que espero que Dios les entregue calma y también justicia, que estas cosas no vuelvan a pasar, que se aprenda y no se deje impune al asesino de una bebé.

Que se haga justicia por Emilia y por todas las Emilias que se han ido.

Más sobre Maternidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.