Cómo ir al pediatra y no morir en el intento (III)

Junto con un especialista creamos esta mini guía de como ir al pediatra y no morir en el intento. Léela en el Canal de Maternidad.

Guía de: Maternidad

Después de la primera y segunda entregas, publicamos la última parte de nuestra guía hecha por José Pablo Fernández @drJoe.

Control de morbilidad y de urgencia

Es un control enfocado en la enfermedad. Usted trajo a su hijo al médico por que tiene algún síntoma o signo que le preocupa. El objetivo es dilucidar si esa “cosa” es una enfermedad y cómo tratarla.

Generalmente son mucho más cortas que en el control sano (12 minutos incluso en los consultorios), por lo tanto, es importante ser ordenado y claro.

Ir al pediatra

Foto: neurologosmonterrey.com

¿Cómo nos puede ayudar? Tenga bien clara la historia del o los síntomas:

- No es lo mismo una tos de 3 días de una tos de 3 semanas o tampoco es lo mismo una diarrea de 3 veces al día a un niño que ha cambiado los pañales 15 veces hoy.

- Ordenar la historia en términos de inicio, progresión (¿empeoró? ¿mejoró?),

- Qué otras cosas se asocian (fiebre, nauseas, etc), cosa que sea más simple hacerse la idea de para donde va el cuadro.

Generalmente el examen físico va a ser dirigido al área de consulta (examen pulmonar, del estómago, etc), por lo tanto una “tenida” que permita acceder rapidamente es de mucha ayuda.

Es muy bueno que las mamás y los papás investiguen en internet sobre las dudas de sus hijos. No hay nada mejor que unos padres informados. Pero si el doctor estudió 7 años y más, es necesario creerle también si dice que es más probable que la tos sea un resfriado a que sea tuberculosis (me ha pasado…)

Y por último, como ya lo hemos repetido hasta el cansancio: PREGUNTEN. Su médico debería explicarle con claridad qué es lo que tiene su hijo (y ser honesto cuando no lo tenga claro) y cómo debe ser su tratamiento.

Si usted tiene alguna duda sobre cómo, cuándo y cuánto tiempo administrarle un medicamento o un tratamiento, pregunte hasta que lo tenga claro. Si es necesario, pida la información por escrito (y por favor cuide la información)

Las consultas médicas son momentos que pueden ser muy agradables o muy estresantes, dependiendo como nos enfrentemos a ellas. La empatía de los médicos a los pacientes y de los pacientes a los médicos, acompañados de una buena comunicación, son las herramientas básicas para lograr una buena relación y alcanzar los objetivos para cada una de las atenciones.

¿Te gustó esta mini guía?

¿Qué otros aspectos te gustaría saber de la relación pediatra-paciente?

Links:

Más sobre Maternidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.