Guía de: Maternidad

Método BLW: Para que tu bebé coma de todo

Conoce esta interesante técnica para que tu bebé se alimente con varias opciones.

Uno de los grandes temas de todas las madres es la alimentación de nuestros hijos. Desde la Lactancia Materna hasta las primeras comidas sólidas de nuestros hijos.

El método BLW o baby led-weaning es un método de introducción gradual de la comida entera, saltándose la etapa de las papillas. Enseña al bebé el arte de la elección (y a los padres a respetar las elecciones de sus hijos), permite al bebé comer a su propio ritmo.

Al practicar el BLW dejas que tu hijo decida qué alimentación tendrá y sus cantidades, además de generar un espacio sin presión para su alimentación. Este método también vienen acompañado (en muchos casos) del destete natural de tu bebé.

Método BLW
Foto: babyledweaning.es
¿Por qué BLW? Este método tiene varias ventajas, como por ejemplo:

  • No se puede criar a un niño para que coma poco. Al dejar al bebé las decisiones sobre la comida, le enseñamos que alimentarse es un placer y no un suplicio.
  • Desarrolla los sentidos y la capacidad manual. Conoce así los sabores de los distintos alimentos, texturas.
  • Mejor comunicación entre el bebé y los padres. Se presta más atención al bebé y sus necesidades.
  • Revisión de la dieta de la familia. Muchas veces los padres empiezan con BLW sin saberlo. Son aquellas situaciones en las que dejamos al niño comer de nuestro plato. Alimentando así al hijo no se puede comer cualquier cosa.

¿Cómo comenzar?

  1. Sienta al bebé erguido, frente a la mesa, ya sea en tu regazo o en una trona. Comprueba que su postura es estable y que puede utilizar las manos y los brazos libremente.
  2. En lugar de darle la comida, ofrécesela: pon la comida frente a él y que tu bebé escoja.
  3. Comienza con comidas que sean fáciles de agarrar: al principio, lo mejor es la comida cortada en palitos o tiras. Introduce nuevas formas y texturas de manera gradual, para que tu bebé pueda descubrir cómo manejarlas.
  4. Incluye al bebé en las comidas familiares siempre que puedas. Cuando sea posible –y apropiado para un hijo-, ofrécele la misma comida que estés comiendo, de manera que pueda imitar lo que tú haces.
  5. Elije los momentos en los que el bebé no esté cansado o tenga hambre, ya que así se podrá concentrar mejor. En esta etapa, la hora de la comida es para jugar y aprender, ya que el bebé seguirá obteniendo todo el alimento que necesita de la lactancia.
  6. Sigue ofreciéndole el pecho o la mamadera como siempre. La leche es la principal fuente nutricional del bebé hasta que tiene un año. Cuando el bebé necesite menos leche, reducirá las tomas por si mismo.
  7. Ofrécele agua con las comidas para que pueda beber si lo necesita, NUNCA bebida.
  8. No distraigas o apures a tu bebé mientras esté manipulando la comida, dale tiempo para que se concentre.
  9. No le metas comida en la boca ni trates de convencerlo para que coma más.

Links:

Más sobre Maternidad

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.