Guía de: Medio Ambiente

Las dramáticas consecuencias de un incendio forestal

El ecosistema de los lugares afectados por los incendios sufre graves trastornos producto de los estragos causados por las llamas.

Lamentables son las noticias que se vienen escuchando por estos días sobre los incendios forestales en diversos rincones de Chile.

Los casos de las Torres del Paine en la Región de Magallanes; Quillón y Florida en la Región del Biobío, y los focos en Cauquenes, Retiro y Pencahue en la Región del Maule, han puesto nuevamente sobre el tapete el tema de los incendios forestales en Chile. Sin embargo suele ser un problema que se da en los sectores boscosos y de pastizales debido a las altas temperaturas, aunque se estima que alrededor del 85% por ciento de los casos de los incendios forestales son consecuencia de  la acción humana.

¿Pero cuáles son las consecuencias de un incendio forestal?

Incendios forestales
Foto: AFP

Los incendios causan graves daños a la biodiversidad.

Una de las más importantes consecuencias de estos incendios está vinculada con la destrucción de la biodiversidad. En un segundo plano, también se puede ver afectada la calidad de la atmosfera y del agua. Como puede verse, las consecuencias de un incendio forestal, son básicamente similares a los que provoca  el proceso de deforestación.

Las consecuencias nefastas de los incendios forestales, al ser iguales en sus daños a la deforestación, trae como  resultado directo el hecho que la biodiversidad sufre grandes cambios. La pérdida de ejemplares de la flora nativa como consecuencia de los incendios, hace que la fauna existente en el lugar decida migrar a lugares donde no corra peligro.  Esto genera un desequilibrio al nuevo ecosistema a donde llegan. Allí donde el fuego deja no más que cenizas, si no se realiza un correcto trabajo de reforestación, es ocupado por nuevas especies, distintas a las que habitaban el antiguo bosque, provocando un desorden en el ecosistema previo al incendio.

Los nuevos espacios vacíos generados por el fuego,  por su parte serán ocupados por nuevas especies generando un quiebre con la historia natural del bosque, haciendo, incluso poner en riesgo de extinción a  las especies nativas.

La combustión como consecuencia del incendio hace que se emitan distintos tipos de gases, como por ejemplo,  el dióxido de carbono, que es el que favorece el desarrollo del llamado “efecto invernadero”, similar al que se provocan en combustiones industriales.

Un párrafo aparte merecen las pérdidas económicas que un incendio forestal puede ocasionar. No solo lo que supone en materia de pérdidas para la industria del turismo en los sectores boscosos en donde se dedican a esa actividad, como lo es en las Torres del Paine, sino también en lo que se relaciona con la industria forestal como lo es en la zona de Quillón. Como consecuencia de los incendios, se han perdido importantes  bosques destinados al turismo como en la industria maderera, generando desempleo en las familias que viven tanto de la actividad vacacional como forestal.

La idea del artículo, no es darles miedo sobre lo que sucede con los incendios forestales, si no llamar a la reflexión y a cuidar los bosques. Los incendios forestales han existido siempre, y en algunos casos supone una respuesta natural del ecosistema, sin embargo en la actualidad casi el 90 por ciento de los incendios forestales son causados por el hombre, de manera que los hábitats boscosos no pueden recuperarse naturalmente.

Más sobre Medio Ambiente

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.