El “Sagredazo”: Trastienda de la feroz caída de Pancho Sagredo

Periodista de TVN utilizó información falsa de Twitter, lo que comprueba una vez más la fragilidad noticiosa de la red social.

Guía de: Medios Sociales

En el noticiero de la noche del viernes 14 de diciembre, el periodista Francisco Sagredo dijo al aire que Universidad Católica “traía a Luis Montero, un uruguayo de nombre, que será presentado mañana”. ¿El problema? La UC jamás tuvo a ese refuerzo en carpeta porque simplemente no es futbolista.

Sagredazo

Foto: David Velásquez

Francisco Sagredo pidió disculpas por su error.

El verdadero Luis Montero tiene 35 años, es empleado público y furibundo hincha de la UC, tanto así que se ganó un espacio en el partido que disputarían los socios contra los abonados del club, en la mismísima cancha de San Carlos de Apoquindo.

El hombre, conocido en Twitter como @katonce77 lo comentó con sus amigos por Whats App y luego empezó una broma por la red social, que incluyó una página falsa en Wikipedia y comentarios de algunos influyentes que entendieron la broma y siguieron el juego.

Como “Luis Montero” se transformó en Trending Topic y algunos hinchas de la UC le reclamaron a Sagredo (como parte de la broma) de por qué no anunciaban la llegada del falso refuerzo, el periodista revisó rápidamente twitter y asumió que la información era verídica. “No tuve tiempo para corroborar por teléfono”, reconoció en entrevista con LUN.

Otras mentiras

Todo el incidente con Luis Montero, vuelve a poner en el tapete la credibilidad que se le otorga a las redes sociales, especialmente a Twitter. Basta que un grupo de personas comience una broma que se disfrace de verdad para que alguien pueda caer.

Sagredazo

Foto: LUN

El verdadero Luis Montero.

Pasó hace algunos meses cuando el tuitero @cokep dijo en Twitter que el senador Navarro le había ganado una demanda por “asesinarlo” en la red social. La falsa noticia apareció incluso en algunos portales de renombre como si fuera verídico. Pocos fueron los que medios que reconocieron la metida de patas.

En febrero de 2010, un grupo de tuiteros inventó que había muerto Patricio Aylwin. O supuestamente, porque el experimento consistió en jamás decir que había muerto, sino simplemente preguntar qué le había ocurrido. En esa ocasión también hubo información falsa en Wikipedia, lo que le daba vida a la broma.

En agosto de 2009, también se propagó un falso rumor por Twitter que daba por muerto al músico chileno Jorge González. A tanto llegó la preocupación que el propio hermano del ex vocalista de Los Prisioneros tuvo que desmentir la noticia.

La moraleja de todo esto es simple: no todo lo que aparece en Twitter es verdadero. La red social del pajarillo azul puede ser una buena forma de informarse, de conocer hechos al instante, pero siempre hay que corroborar la información con gente de la vida real o contrastar distintas opiniones antes de creer que algo es verdad. Es la única forma de evitar bochornos.

Más sobre Medios Sociales

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.