Inicio » Moda »Equipo

El buen calce, la clave para vestirse a gusto

Una cosa es elegir lo que está colgando en una vitrina o puesta en el maniquí perfecto, y otra el detectar cómo se ajustaría esa prenda a tu figura.

Hoy escribo sobre lo que probablemente haga la diferencia entre algo que te guste ponerte siempreropa que simplemente puede quedar colgando en tu ropero una vez que la adquiriste.

Sí, pasa que a veces tus prendas se sienten poco confortables y no te subrayan. Para mejorar esa experiencia te puedo dar algunas ideas prácticas o “tips”. Porque una cosa es elegir lo que está colgando en una vitrina o en el maniquí perfecto, y otra detectar cómo se ajustaría esa prenda a tu figura. Para eso debemos partir con una estrategia bastante simple que es aprender a mirarte.

¿Cómo hacerlo? Probándote la ropa y fijándote en el calce.

El buen calce es la combinatoria de dos cosas: Una pieza de vestir tiene que verse bien y a la vez sentirse cómoda.
Además, el concepto “buen calce” depende de nuestra complexión o postura corporal y el gusto para elegir y combinar las variables de silueta, textura, color y algunos detalles de gusto personal.

Aquí hay algunos trucos que te van a servir para abrir los ojos antes de adquirir un modelo simpático a primera vista. Revisa bien este listado, pero antes que nada lo más importante es que no te cases a la primera de ver algo en una tienda. No te avergüences con el vendedor o vendedora del local de ropa ya que ellos están para ayudarte y no para convencerte de sus gustos personales. Si algo no te parece bien sigue buscando y revisando. Nadie te apura ¿de acuerdo?

La caída de la tela debe ser armónica y los ejes centrales caer totalmente verticales

Ilustración: www.transberliner.com

Estrategias para una buena elección de ropa

  • Las costuras verticales de una prenda deben ser perpendiculares, es decir verticales al piso. Por ejemplo en las costuras laterales o en las piezas centrales.
  • Por definición las pinzas apuntan siempre hacia un área de volumen y terminan justamente antes del volumen máximo. En ningún caso deben abolsarse donde terminan.
  • Las costuras de los hombros están puestas encima de las articulaciones, admitiendo un suave calce encima del pecho. No deben caer con arrugas ni sentirse estiradas, ni mucho menos apretar.
  • La espalda de la prenda lleva un poco de holgura (lease en inglés), sin formar pliegues verticales u horizontales. Tampoco debe producir la sensación de que la ropa no facilita todos mis movimientos habituales. Nunca una pieza de la vestimenta debe ser un impedimento natural a algún movimiento, por muy sutil que nos parezca ese estorbo cuando la probamos.
  • Las mangas no deben torcerse ni estar muy ajustadas, tampoco deben haber pliegues alrededor de la cabeza de la manga.
  • El escote natural del cuello delantero está justamente encima de la clavícula. Por el lado de la espalda está dado por el recorrido que debiese hacer un collar al caer hacia adelante con su peso natural. Ese es el recorrido mínimo de un escote, y desde ese diámetro se puede ampliar, pero por comodidad difícilmente debiese hacerse más estrecho que el diámetro descrito.
  • Las costuras del contorno de la cintura no están demasiados justos ni tampoco sueltos y no deben generar pliegues por debajo del contorno o debajo de la pretina de la cintura.
  • La basta se visualiza horizontal y paralela al suelo a no ser que el diseño mismo indique una variación intencional.
  • La líneas verticales del centro delantero cruzan verticalmente en la abotonadura sin que la prenda quede sobredimensionada o estrecha.
  • La sisa de un vestido o una chaqueta con una silueta ajustada no debe torcerse hacia arriba cuando el brazo es levantado. En cambio, una prenda diseñada con una silueta suelta sigue perfectamente todo tipo de movimientos del usuario.

Debe haber armonía en las partes y los cortes, por ejemplo entre el hombro y sisa.

Ilustración: www.transberliner.com

Estos criterios parecen obvios, pero a veces uno no sabe definir por qué una prenda no nos llena de felicidad. Y por eso es usada raras veces. Poniendo atención a estos detalles podremos encontrar con mayor facilidad algo que nos quede bien y que se vea bien.

Más sobre Moda

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.