Inicio » Moda »Equipo

Issey Miyake: Temple japonés

El artista Issey Miyake construye sus piezas con telas de caídas suaves, construyéndolas en planos de papel. Aquí tenemos el origami, una proyección de la cultura nipona que proyecta reflexión y calma.
Issey Miyake
Asistentes montando los origamis
Se ha llenado la prensa con las noticias de los terribles desastres que por estos días literalmente inundan la isla oriental. La debacle de la naturaleza tiñó a Japón y a sus habitantes, desencadenando naturalmente el interés mediático absoluto. Nunca antes nos enteramos en tiempo real lo temible de estos eventos, uno tras otro y sin parar. Catástrofe en HD. Lo que llama la atención es que mientras en la prensa occidental se refieren a una situación incontrolable de caos en la población, por otro lado existen referencias a que el espíritu calmo de los nipones subsiste aún en las peores situaciones. Ya hemos visto que, a diferencia de lo que ocurrió en Chile en el 27F y posteriormente, los japoneses reaccionaron con una tranquilidad inexplicable a nuestros ojos.

Pareciera que la calma es amiga de la reflexión. Por eso escribo hoy sobre un diseñador japonés, cosmopolita como el más: Issey Miyake es la encarnación en el mundo de la moda de esta reflexión que se traduce en un punto de vista sobre las cosas, sobre el diseño y sobre el vestir.

Del origami a la pasarela

Issey Miyake
Síntesis. Issey Miyake en pleno.
Se puede hacer una analogía entre el estudio del piano clásico y el alto diseño. En ambos casos -y como en casi todas las artes-, la clave es la práctica, la recurrencia, el ejercicio. Existe un fundamento claro que en el caso de Issey Miyake parece alejarse de toda improvisación. Se plantea con una propuesta de diseño sustentable, con los mínimos recursos que apuntan al máximo despliegue estético. Se apoya en su director creativo Dai Fujiwara, cabeza de serie de sus asistentes.

Su trabajo da lecciones de transparencia en el pensamiento, sutileza y una especie de proyección total de lo que representa la cultura japonesa. Dentro de su última colección ha puesto de manifiesto en la pasarela lo que significa trazar modelos en las plantillas y en qué se convierte cuando pasa a la tela. Ambas cosas al mismo tiempo. Esta presentación, desde donde muestro el material de apoyo, se llevó a cabo en París, Francia, una semana antes del reciente desastre.

Issey Miyake construye sus piezas con telas de caídas suaves, construyéndolas en planos de papel. Con esto Issey Miyake da forma al cuerpo y manipula las siluetas: Aquí tenemos el origami. El ejercicio no fue fácil de detectar a primera vista. Aquí se pone a la luz el proceso creativo basado en esta técnica centenaria.

Cada prototipo en la muestra fue realizado con distintas franjas, es decir, con bandas de distinto ancho para cada prenda, convirtiéndose en mínimas siluetas de vestidos y abrigos. El trabajo lo realizaron entre parejas de asistentes, donde cada uno iba realizando los pliegues de papel que colgaban sobre cada modelo, a modo de una instalación artística donde de paso se muestran los cortes del molde (el origami), que luego se reemplazaría por la aplicación en la tela.

La sutileza se apoderó de la muestra de Issey Miyake. El anteproyecto fue modelado en vivo directamente sobre los cuerpos vestidos de negro. Muestra cómo telas lisas y monocromas se toman el formato y luego llenan el espacio de colores fuertes con estampados geométricos. Te invito a conocer más de este diseñador y su obra. Pensemos que frente a un mismo hecho somos tan distintos entre oriente y occidente. Quizás llegó la hora de poner un poco más de atención.

Imagen de previsualización de YouTube
Issey Miyake
Colección de Issey Miyake. París 4 de marzo de 2011. Fotos: Style.com

Más sobre Moda

ComentariosDeja tu comentario ↓