Guía de: Motos

Oblivion, los secretos de la moto de Tom Cruise en la película

Se construyeron tres motos para realizar la película, una se destruyó durante el rodaje, otra se la regalaron a Tom Cruise y la tercera la guardó el estudio.

Las motos muchas veces han tenido un papel importante en el cine, y siendo Tom Cruise un fanático de las motos ya antes ha compartido el rol estelar con motos. La más recordada es Top Gun, donde la moto es parte importante en la definición del personaje de Cruise.

Ahora lo hace de nuevo en la película Oblivion, donde lo veremos al mando de una moto eléctrica muy futurista y llena de características alucinantes.

Pero la realidad es harto más simple, la moto en realidad ni es eléctrica ni tiene nada del futuro, se trata de una Honda CRF 450 X, una moto de enduro muy común en nuestras pistas.

Sin embargo, Tom Cruise sorprendió a todo el equipo al manejar la moto, realizar saltos y piruetas sin doble. De él, el director de la película dijo “Tom es un actor que monta en moto como un especialista; no tiene miedo de nada y pilotó la moto sin problemas”.

La verdad es que la relación de Tom Cruise con las motos es larga y conocida, por lo que el director no debiera haberse extrañado tanto. Se construyeron tres motos para realizar la película, una se destruyó durante el rodaje, otra se la regalaron a Tom Cruise y la tercera la guardó el estudio.

Moto Oblivion
Fotos: Agencias

Arriba, como luce la moto de Cruise en Oblivion; abajo, la Honda CRF 450 X, el modelo original.

Moto transformada

La transformación de la moto fue realizada por una empresa de Californa, Glory Motor Works, empresa que ya había realizado motos para otras películas como Star Trek, Indiana Jones y otras con gran éxito.

El trabajo no fue simple, por un lado estaba la exigencia de darle a la moto la apariencia futurista que fue muy bien lograda, pero al mismo tiempo se necesitaba una moto de funcionamiento normal, con buenas suspensiones, que fuera capaz de correr, doblar, frenar y saltar como cualquier moto de buena raza, por lo que las transformaciones estaban limitadas por la funcionalidad de la moto.

Para lograr esto debieron esconder el estanque de bencina, fabricar un escape totalmente distinto para que quedara camuflado bajo la nueva carrocería. Pero el problema más complejo fue diseñar y reubicar el radiador de refrigeración, que exige estar ubicado en algún lugar donde reciba una corriente de aire suficiente para disipar el calor que genera el motor, pero lo hicieron y con éxito ya que la moto nunca tuvo problemas de temperatura. Por último se agregaron fundas a las horquillas y un asiento nuevo.

Además a la moto se le cambiaron las ruedas por unas de palos, al estilo Supermotard, una transformación habitual, pero se le pusieron neumáticos de uso mixto que funcionaran bien en pavimento y tierra.

También fabricaron una instrumentación super futurista pero totalmente funcional, tal vez este sea una influencia sobre los diseñadores de motos más normales. Además se agregó una iluminación muy original.Tal vez este diseño a futuro tenga alguna influencia a las motos que veamos en la calle.

Más sobre Motos

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.