¿Cuáles son la 10 lesiones más comunes producidas por el sexo?

Lumbago, esquinces, quemaduras e incluso fracturas son algunas de las lesiones que pueden quedar como recuerdo de un apasionado encuentro.

Guía de: Mujer

Como toda actividad física, el sexo no está exento de lesiones y la realidad es muestra de ello. Según un estudio realizado por la Medical Insurance de Estados Unidos, un tercio de las personas sufre durante su vida algún tipo de accidente producto del acto amatorio.

El impacto no es menor si se considera que cada día 240 millones de personas tienen sexo y el 33% de ellas se lesiona.

Lesiones sexo

Foto: Internet

La espalda es uno de los lugares más afectados por lesiones del sexo.

De acuerdo al sondeo de la misma  entidad dedicada a promover la prevención médica, a la hora del sexo lo más común son los desgarros musculares, causados principalmente por exigirle a un músculo más allá de su capacidad de elongación (sin calentamiento previo).

En segundo lugar se ubican las lesiones a la espalda, cosa que en Chile no nos debe sorprender, ya que la principal causa del ausentismo laboral en el país es el lumbago ¿alguna coincidencia?

El tercer puesto es para las quemaduras de alfombra. Producidas por la fricción del cuerpo con la tela, éstas pueden variar de acuerdo a su severidad. Van desde piel ligeramente raspada con un color rosa hasta pérdida de varias capas de la piel, quedando después del coito con la carne viva expuesta.

Las torceduras también ocupan un sitial destacado en esta lista de carácter preventivo. El cuarto accidente más común causado por el sexo son las torceduras que afectan el cuello, mientras que esa misma lesión en las rodillas ocupa el puesto siete.

La quinta y sexta ubicación son para los golpes en tobillos y hombros, respectivamente.

Los esguinces en tanto, causan dos de los diez accidentes más comunes, siendo las zonas más afectadas, según el estudio, las muñecas (8º Lugar) y los tobillos (9ºLugar).

Finalmente, el número diez -pero no por ello menos dolorosas- es para las quebraduras de los dedos producidas durante las relaciones sexuales.

En definitiva,  como en toda actividad que implica exigirle “algo más” al cuerpo hay que tomar las medidas del caso. Porque unos minutos de placer te pueden dejar un gran dolor.

Más sobre Mujer

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.