Guía de: Música Pop

Fiestas Sensation: ¿Un homenaje al mal gusto?

Le llaman concierto y no lo es, fiesta y tampoco pareciera serlo. A lo que suena allí le llaman música, pero claramente es cualquier cosa menos música. ¿Y todos de blanco?

En gustos no hay nada escrito, eso ya lo creo. Todos tenemos el derecho divino de no estar de acuerdo con los gustos de quien está a un costado, pero definitivamente, hay cosas que cuesta mucho entender.

En el plano musical, no me pidan mesura ni traten de explicarme nada, simplemente nunca entenderé las nefastas fiestas “Sensation”. Primero que todo, no llamen a eso que suena ahí, “música”. La música es muchísimo más que presionar teclas desde un computador subido en una plataforma. Y sí, detrás de esas melodías que castigan al buen gusto puede existir talento, eso no lo desconozco, pero vaya que cuesta encontrarlo, ¿acaso no le suenan todas las canciones exactamente iguales?

Fiestas Sensation
Foto: El Mercurio

Por otro lado, ¿aún hay que asistir vestido entero de blanco? Ya ni sé si vestir a la moda de los panaderos es cool o hipster, pero estar vestidos todos del mismo color hace parecer a la fiesta mucho más ridícula. Mucho más si el color elegido es el blanco.

Lo cierto es que esta fiesta o evento o lo que sea, se realizará el próximo sábado 13 de abril por sexta vez en nuestro país, y claro, mientras yo escribo estas líneas antojadizas, los productores se frotan las manos y esperan a no menos de 60 mil personas en la Estación Mapocho. Y aunque la rancia música electrónica es la protagonista, este evento no deja detalle al azar, se anuncia un show sin precedentes, con escenarios que demoran una semana en instalarse y requieren de 500 personas. 30 toneladas en equipamiento, luces de última tecnología y más de 1.000 coordinadores y staff para el día del show.

La fiesta bautizada como “Innerspace” comienza a las 20:00 horas y se extenderá hasta las 5:00 horas del día domingo. 4 mil Led Sticks se repartirán entre los asistentes, que estarán rodeados de luces láser y cascadas de aguas y más parafernalia.

Aunque usted no lo crea, las entradas comienzan en 44 mil pesos y se extienden hasta los 112 mil pesos. Aún están a la venta, y aún hay gente pagando esa suma de dinero para asistir a una fiesta en donde, claramente, la música no es la protagonista, porque esos chillidos computacionales, irreales y de mal gusto, no puede ser llamado “música”.

Nota: puede estar en completo desacuerdo con lo escrito anteriormente.

Más sobre Música Pop

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.