Guía de: Música Pop

Las 13 cosas que NO sabías de Abbey Road de The Beatles

El álbum Abbey Road de The Beatles es parte de la magnífica historia de la banda de Liverpool por innumerables razones, siendo su portada una de las más llamativas.

A continuación una breve lista de las particularidades más significativas del álbum Abbey Road, uno de los discos fundamentales de los “Fab Four”:

1.- El último álbum lanzado por The Beatles oficialmente fue Let It Be, sin embargo, fue Abbey Road el último en grabarse (durante los primeros meses de 1969), es por eso que este, aunque fue lanzado en 1969, es considerado el último disco de The Beatles. Let It Be fue lanzado en mayo de 1970, poco tiempo después que la banda anunció su disolución definitiva.

2.- Este podría considerarse el álbum más exitoso para George Harrison siendo un beatle. Dos de sus mejores y más conocidas canciones aparecen en esta placa: Here Comes The Sun y Something.

Abbey Road
Foto: El Mercurio

Esta imagen se transformó en un clásico en la historia de The Beatles.

3.- Durante parte de la grabación del álbum John Lennon no estuvo presente debido a un accidente. Sumado a lo anterior, el ambiente adentro del estudio era demasiado tenso, a menudo cada integrante de la banda grababa sus canciones con músicos de estudio.

En Here Comes The Sun, John Lennon por primera vez no toca ningún instrumento. La canción fue grabada en su ausencia.

4.- Ringo Starr también grabó una de sus más importantes composiciones para este álbum. Ayudado por George Harrison e inspirado durante una visita a la costa después de renunciar a la banda por unos pocos días mientras se grababa el White Album, Starr escribe  Octopus’s Garden.

5.- Ringo es nuevamente protagonista durante el final del medley presente en el “Lado B” del disco, considerado el mejor de todos los tiempos. La última canción del medley es “The End”, canción que tiene la particularidad de tener el único solo de batería que Ringo grabó jamás. Además la canción cuenta con 3 solos de guitarra seguidos, primero McCartney, luego Harrison y finalmente Lennon. Al finalizar la canción se pronuncia la frase que marca el final de la banda más importante de todos los tiempos: “and in the end, the love you take is equal to the love you make” (“en el final (o en conclusión), el amor que recibes es igual al amor que das”).

6.- El disco inicialmente se llamaría Everest y se estaba organizando un viaje a los Himalaya para la realización de una sesión fotográfica.

7.- Desechada la idea anterior, The Beatles decidió nombrar el disco Abbey Road, en honor a la calle donde estaba ubicado el estudio de grabación.

8.- En una sesión completamente improvisada, los cuatro oriundos de Liverpool decidieron salir a la esquina y tomarse unas fotografías cruzando la calle, las cuales serían utilizadas para la portada del disco. La vestimenta utilizada fue la que usualmente ellos llevaban por esos días, de hecho, no hubo previa preparación en este aspecto.  Paul McCartney utilizaba sandalias ese día, las cuales se sacó para la fotografía y así entregó más absurdos argumentos a la teoría de su muerte (ver foto 1).

9.- El fotógrafo Ian McMillan le pidió a George, Paul, John y Ringo que caminaran 4 veces de un lado a otro de la calzada por sobre el paso de cebra. Se tomaron unas seis fotografías y se dio por finalizada la sesión fotográfica.

10.-  El automóvil Volkswagen Escarabajo que aparece estacionado detrás, placa patente LMW 281F, solía estar a menudo en ese lugar y se intentó pedir que fuera removido, pero su dueño no fue ubicado. El mismo automóvil fue subastado en 1986 en un precio millonario.

11. – Tanto la placa patente del automóvil, como el cartel de la calle Abbey Road en Londres, fueron por décadas robados por los fanáticos de la banda. Hoy el cartel no existe y el mismo está pintado en una pared.

12.- El hombre que aparece a la derecha mirando hacia la banda cruzar la calle es Paul Cole, un turista norteamericano que ni siquiera se percató que fue fotografiado hasta tiempos después, cuando se vio en la portada del disco.

13.- Sobre la teoría de la muerte de “Macca”, esta portada solo contribuyó a la imaginación de los fanáticos que sacaron absurdas y rebuscadas conclusiones para encontrar respuesta donde no las había. Se basaba en la manera en que aparecía The Beatles en la portada: cruzando el paso cebra de la calle en fila india, como escenificando un cortejo fúnebre. Lennon iba vestido de blanco: era el predicador o sacerdote; Ringo iba de luto, era el amigo del difunto. Harrison, a su vez, iba vestido con ropa vaquera e informal: era el enterrador. Paul era el único de los cuatro que iba descalzo, caminando con los ojos cerrados. En muchas culturas orientales, los difuntos eran quemados descalzos. Además, su paso estaba descoordinado respecto al resto de The Beatles, como si no perteneciera a la procesión. Por último, el coche negro estacionado a la derecha, en segundo plano, parecía un coche fúnebre o un coche de policía, la cual tuvo el sigilo adecuado para no revelar la supuesta muerte del músico, y el número 281F de la matrícula del Volkswagen Escarabajo estacionado a la izquierda, fue interpretado como 28 años (“28 IF”) que tendría Paul si el artista aún siguiera vivo.

Más sobre Música Pop

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.