¿Cómo hacer una sal de especies?

Conozca aquí algunas recetas para elaborar sal de especies, la cual consiste en un producto que entrega un sazón distinto a las preparaciones sin ocasionar problemas para en su salud.

Guía de: Nutrición

Muchas personas deben reducir su consumo de sal ya sea por problemas de presión arterial, renales, de retención de líquidos o simplemente por un tema personal de prevención y estilo de vida saludable.

Al sustituir la sal por hierbas, condimentos o semillas permite obtener otros minerales, vitaminas y antioxidantes que también le dan sabor a las comidas. Por otro lado, muchas hierbas tienen propiedades digestivas, antibacterianas y antiinflamatorias, así como contribuyen a acentuar el sabor y aroma de los platos favoreciendo la saciedad de quien los ingiere.

Por ejemplo el perejil fresco es buena fuente de hierro y vitamina C, el cilantro y la albahaca posee importantes antioxidantes al igual que el orégano. El ajo es antiséptico, expectorante y favorece la circulación, y así todas las hierbas poseen algún beneficio para nuestra salud.

Sal especies

Foto: El Mercurio

Al sustituir la sal por hierbas, condimentos o semillas permite obtener otros minerales.

Por su parte, los frutos secos empleados comúnmente en este tipo de condimento como la almendra y la nuez también son muy beneficiosos. La nuez favorece la circulación sanguínea y se emplea para prevenir accidentes cardiovasculares mientras que la almendra posee altas cantidades de calcio, por ende ayuda a prevenir la osteoporosis.

Para elaborar este tipo de sal se puede mezclar la sal hiposódica o sal marina con estos ingredientes de tal manera de reducir la cantidad de sal pura que se consume a diario y obtener beneficios a partir de los otros ingredientes que se le adicionen.

La sal de especies se basa fundamentalmente en el uso de especies previamente secadas bajo sombra, las que luego se someten a un proceso de molienda para finalmente ser mezcladas. También pueden agregarse semillas, las cuales contribuyen a aumentar su valor sápido y nutritivo. En algunos tipos de sal de hierbas también se puede incorporar 1 cucharadita de sal hiposódica o baja en sodio o sal de mar: este producto puede ser empleado para sazonar ensaladas, guisos y sopas.

A continuación se describirán  3 recetas fáciles de preparar. Si estas recetas no son de su agrado puede elaborar bajo el mismo principio de secado, molienda y mezcla otras preparaciones combinando sal marina, hortalizas y plantas aromáticas frescas (apio, puerro, berro, cebolla, cebollino, perejil, ajo, albahaca, eneldo, romero, tomillo) a su gusto.

Receta N°1

Ingredientes:

  • Tomillo  molido1 cda sopera
  • Salvia  molida 1 cda sopera
  • Semillas de hinojo 1 cda sopera
  • Almendras molidas 1 cda sopera
  • Cebolla deshidratada 1 cda sopera
  • Ajo deshidratados 1 cda sopera
  • Aceite de oliva (optativo)

Preparación

Procesar hasta moler las hierbas junto con las semillas de hinojo, almendras, cebolla y ajo deshidratados.
Colocar en un frasco y verter el aceite de oliva, si lo desea.

También puede obtener otra receta a partir de los mismos ingredientes al mezclarlos e incorporarles 1 cda sopera de sal marina o sal hiposódica.

Receta N° 2

Ingredientes:

  • 10 cucharaditas de sal hiposódica
  • 1 rama de apio seco
  • 2 ramas de perejil seco
  • 1 rama de cilantro seco
  • 1 rama de tomillo seco
  • Unas hojitas de romero seco.

Procesar hasta moler las hierbas, mezclar junto con la sal hiposódica.

Colocar en un frasco.

Receta N°3

Ingredientes:

  • Semillas de comino
  • Semillas de hinojo
  • Semillas Cilantro
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de amapola

Preparar la sal de semillas moliendo los ingredientes en un molinillo y guardar en otro frasco etiquetado y rotulado (esta receta no incluye sal).

Links:

Más sobre Nutrición

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.