Inicio » Nutrición »Equipo

Ebriorexia, un mal que encierra gran peligro

Sepa en qué consiste este trastorno que mezcla peligrosamente el consumo de alcohol con la cantidad de alimentos ingeridos.
Ebriorexia
Foto: NYT

Las personas que padecen ebriorexia reemplazan las calorías de los alimentos por las que obtienen de los alimentos.

Es una conjugación de diferentes alteraciones conductuales, que al igual que la anorexia y la bulimia tiene una base psiquiátrica que se expresa como un trastorno alimentario. Consiste en dejar de consumir alimentos  para compensar la ingesta calórica que tienen estas personas  a través del alcohol, no obstante, este período de abstinencia de comida provoca un atracón posterior el cual  a su vez es neutralizado con vómitos. En síntesis, se combina peligrosamente la obsesión por estar delgados y la aceptación social que tiene la ingesta de alcohol.

El término ebriorexia se acuña Desde el 2008 a propósito del comportamiento observado en figuras públicas del cine. No obstante en forma subyacente debe existir por lo menos desde hace 10 años.

Al parecer se da en sectores de nivel socioeconómico alto , en mujeres entre 18 y 30 años en que el alcohol es prácticamente la única fuente de ingesta calórica.

Las consecuencias que pueden enfrentar quienes han tenido esta enfermedad son el deterioro del estado nutricional e inmunológico , carencias vitamínicas y sumándose a estos  los daños hepatotóxicos del alcohol y  los problemas de caries dentales y esofagitis por el exceso de vómitos.

Tratamiento para la ebriorexia

El tratamiento más importante es psicológico, psiquiátrico y el apoyo de la familia de tal forma de recobrar el equilibrio con respecto a los parámetros de la salud, autoestima, comportamiento social y percepción adecuada del peso ideal y cómo lograrlo.

Ebriorexia
Foto: Carla Pinilla, El Mercurio

El tratamiento de esta enfermedad requiere un fuerte trabajo sicológico y familiar.

Con respecto a la terapia nutricional, evidentemente que el objetivo es recuperar un adecuado estado nutricional y lograr una relación sana con los alimentos. Este es un proceso educativo que tiene metas a corto y a largo plazo  personalizado y como parte de una terapia multidisciplinaria en que la recuperación de hábitos alimentarios sanos es el último eslabón en esta cadena de recuperación psicológica y corporal.

Por tratarse de un trastorno eminentemente psicológico / psiquiátrico relacionado con adicciones, el diagnóstico debe ser realizado por psiquiatras y/o psicólogos, el cual debe referir al resto de los profesionales relacionados con el tema como lo son especialmente las nutricionistas, nutriólogos y médicos internistas.

Afortunadamente al parecer en nuestro país  no hay figuras públicas involucradas con este trastorno.  Esto es favorable ya que estas son actitudes altamente imitativas, especialmente por adolescentes.

Más sobre Nutrición

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.