Lactancia materna: ¿Cuánto debe durar?

La lactancia materna es vital para los recién nacidos, pero aún se debate cuánto debe durar.

Guía de: Nutrición

La lactancia materna es fundamental para el crecimiento y desarrollo integral del niño. Entre sus múltiples beneficios hacia el niño se conocen:

  • Es un alimento completísimo, sobre todo hasta el sexto mes de vida, entregando todos los nutrientes que el niño requiere en cantidades adecuadas.
  • Al ser un alimento creado especialmente por cada madre a su hijo, su digestión es óptima, evitando incluso la aparición de cuadros alérgicos ya sea por su proteína o algún otro componente.
Lactancia Materna.

Foto: El Mercurio

  • Entrega proteínas del más alto valor biológico, lo que significa que contiene todos los aminoácidos esenciales que se necesitan por sobre los valores requeridos.
  • Posee en su composición adecuadas cantidades de ácidos grasos esenciales como el EPA y DHA los cuales son claves para el desarrollo visual, cerebro-neuronal  y de los sistemas muscular y nervioso.
  • Es un vehículo de inmunoglobulinas que confieren y mejoran la inmunidad de nuestro pequeño.
  • Refuerza lazos afectivos madre-hijo.
  • Entre otros.

Pese a estas y muchas ventajas de este gran alimento, muchas preguntas en torno a ella han surgido en este último tiempo, como por ejemplo: ¿hasta qué edad dar leche materna?, o bien ¿hasta cuándo es conveniente amamantar a nuestro hijo?

Frente a éstas, aún no hay consenso en todos los sectores médicos y nutricionales. Lo que si se tiene claro es que la lactancia materna debiera ser exclusiva al menos hasta los 6 meses y luego esta debe ser complementada con alimentación normal debido fundamentalmente al déficit de hierro que la leche materna posee y de no tener cuidado, podría derivar en una anemia.

De los 6 meses en adelante, respuestas hay muchas. Como nutricionista recomiendo continuar y prolongar la lactancia materna lo más posible, debido a la calidad nutricional de este producto, que no tienen parangón con ningún otro. Incluso, cuando el pediatra le dice que “su  leche no le aporta a su bebé la energía suficiente para crecer adecuadamente”, Ud. podría complementar con fórmulas lácteas, pero continúe igual con lactancia materna, pues las inmunoglobulinas y otras sustancias activas que posee la leche materna no las aporta con ningún otro alimento.

Pese a diversos trabajos de experimentación, aún no se ha podido establecer fehacientemente que la leche materna disminuye su calidad a lo largo del tiempo. Y eso radica en que es un alimento vivo, que va modificándose con el tiempo y que por definición entregaría lo que su hijo requiere de momento a momento y no un estándar de acuerdo a la edad o al tempo de lactancia.

Por otro lado, hay un estudio que se señala que el dar pecho pasado el año, se podría relacionar con un retraso en el desarrollo psicomotriz de niños alimentados al pecho con leche materna versus bebes de igual edad alimentados con fórmulas lácteas. Sin embargo, yo me pregunto, si esos niños recibieron adecuada estimulación, pues el estudio al que se hace mención fue realizado en  familias pertenecientes a quintiles inferiores a 3. Pues, si existe una adecuada estimulación por parte de las personas que rodean la formación del niño, el dar o no leche materna no tendría porque influir en su desarrollo psicomotriz.

Si se ha señalado, de acuerdo experiencias analizadas, que el dar pecho hasta pasado el año de edad en los niños puede generar mayor dependencia del menor a su madre y viceversa, existiendo un gran riesgo de crear “niños mamones”, con menor capacidad de independencia. Esto no deja de tener su lado de verdad si se analiza con cuidado. Sin embrago, se puede manejar en familia, especialmente por la madre en la forma cómo eduque a su hijo, incluso puede quitar la dependencia al pecho pero continuar dando lactancia materna en mamadera o biberón, teniendo obviamente cuidado en continuar con técnicas de masaje y extracción que permitan continuar la producción láctea.

Resumiendo, lactancia materna exclusiva al menos hasta los seis meses, y luego esta puede continuar complementándola con alimentación sólida. Si a su bebé le entrega rellenos o fórmulas para lactantes igual puede dar lactancia materna, la cual no solamente puede ser entregada al pecho sino también en botella o biberón. Recuerde que la leche de la madre es el mejor alimento que su hijo pueda recibir y lo mejor de todo, considerando la situación económica actual, es gratis.

Más sobre Nutrición

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.