Guía de: Pesca con Mosca

Cómo pescar con mosca en un pozón de río

Los pozones son en un río lo que más llama la atención de los pescadores. Sus aguas profundas ofrecen el escondite ideal para los peces más grandes y por ello se hace necesario conocer estrategias adecuadas para presentar una mosca en estos lugares.

Cualquier río ofrece diferentes puntos dentro de su anatomía, pero es posible que los pozones sean los que más llaman la atención de pescadores de diferentes modalidades. Para muchos, sus aguas profundas ofrecen una promesa de grandes truchas, las que pueden considerarse “trofeos” en el río visitado. Sin duda, su profundidad plantea uno de los lugares ideales para mantener aguas frescas en días calurosos y, en especial, esconder a esos grandes peces de la vista de posibles depredadores e, incluso, algunas posibles presas.

Pozones de ríos
Foto: Rodrigo Sandoval U.

Los ríos de la zona central incluyen diversos pozones en su recorrido montañas abajo. Típicamente están marcados por una pequeña caída de agua en su boca, un trecho profundo y de corriente muy lenta, y un declive gradual hacia la cola, donde la corriente adquiere velocidad progresivamente.

Estructura de un pozón

Diversos artículos lo mencionan y la estructura de un pozón se divide en cabeza, cuerpo y cola.

La cabeza del pozón es el primer lugar ideal para encontrar peces, ya que la entrada muchas veces viene de una pequeña caída de agua, pero en cualquier caso trae el alimento con la fuerza de la corriente. Los peces reconocen ese flujo de alimento, además de oxígeno, razón por la cual identifican este punto como uno de los lugares primarios para estar.

El cuerpo del pozón, pese a su atractiva profundidad, puede no ser el punto más productivo. Su lenta corriente hace que la oxigenación y cantidad de alimento disminuyan en relación a la cabeza y la cola. Pero por otro lado, esa misma calmada profundidad puede dar espacio a que las grandes terratenientes del río se escondan y mantengan una estrategia de acecho para cazar cualquier pequeño pez o gran insecto nadador desprevenido.

La cola del pozón vuelve a concentrar un aumento de la corriente y haciendo las veces de embudo, concentra todos los organismos que pueden venir desde el pozón o incluso desde más arriba en la corriente, en un tramo más estrecho. Esta concentración de alimento, junto con una temperatura fresca proveniente de las profundidades del pozón, resultan nuevamente atractivas para los peces, en especial si se encuentran con grandes piedras que sirvan de escondite y protección contra la corriente.

Estrategias para pescar un pozón

Cómo pescar con mosca en un pozon de un río
Foto: Rodrigo Sandoval U.

Una hermosa trucha Arcoiris atacó un streamer presentado en la boca de este pozón de un río de la austral Región de los Lagos.

Volviendo a tomar como referencia los tres grandes elementos de la estructura, la estrategia recomendada para pescar en un pozón es la siguiente, avanzando corriente arriba, desde la cola del pozón.

Primero, realizar lanzamientos con línea flotante a cierta distancia corriente abajo del final del pozón. Muchas veces, una ninfa genérica o incluso una mosca seca de exploración, son buenas estrategias generales aún cuando no se vea mayor actividad en este sector. Poco a poco, recorrer todo el ancho de la cola hasta tener la convicción de que no hay pez alguno o que no están dispuestos a picar.

Luego avanzar por el cuerpo. Aquí es muchas veces conveniente cambiar la mosca a un streamer e incluso –si se cuenta con cambio de bobina a mano– utilizar una línea de hundimiento y presentar este streamer nadando por cerca de las diversas sombras en el fondo del pozón o grandes rocas que se puedan identificar. Probar diferentes cambios de velocidad en la recogida del streamer para buscar la combinación que pueda llamar la atención de estos peces al acecho.

Finalmente, volver a la línea flotante y ninfas o moscas secas al presentarlas en la boca del pozón. Incluso resulta tremendamente efectivo poner la mosca corriente arriba, antes de la boca del pozón, de modo que ésta se venga derivando en forma natural ya en la entrada a la boca. Las truchas que puedan estar esperando comida en este punto no serán demasiado selectivas al tipo de mosca o patrón específico, por lo que nuevamente moscas secas genéricas o ninfas de exploración son las alternativas adecuadas.

Particularmente en el caso de pescar en ríos pequeños, enfrentar adecuadamente los pozones, puede producir resultados muy gratificantes, incluso con posibilidades serias de capturar peces de talla mayor que el promedio en el resto del río.

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.