Inicio » Pesca con Mosca »Equipo

Destino de Pesca: Río Baker

El más caudaloso de Chile y uno de los más largos, el hermoso Río Baker es uno de los principales cursos de la Región de Aysén, ofreciendo en sus primeros 50 kilómetros una de las zonas de pesca más significativas y reconocidas de Chile.

La mayoría de los mosqueros que viven en la zona central de Chile sueñan con recorrer los legendarios ríos de la Patagonia austral. Uno de estos hermosos cursos de agua es el Río Baker, cuya fama ha trascendido todas las fronteras y hoy se cotiza como uno de los mejores destinos de pesca a nivel mundial.

Río Baker, en la Patagonia Austral, es un destino destacado para la pesca con mosca

Foto: Rodrigo Sandoval U.

El escenario del primer tramo del Río Baker, es uno de los mayores atractivos que llaman la atención de pescadores de las más diversas latitudes.

Ubicación y acceso

El Río Baker ve nacer sus aguas como el principal desagüe del Lago Bertrand, el cual a su vez desagua el enorme y magnífico Lago General Carrera. Como tal, es un río considerado como grande, ya desde su nacimiento, pero son 370 kms de acumulación de aguas de diferentes sistemas tributarios, que lo transforman nada menos que en el río más caudaloso de Chile. En su desagüe en el Pacífico, muy cerca de Caleta Tortel, es literalmente un lago que avanza suavemente con sus aguas sedimentadas.

Llegar al nacimiento del Río, en la localidad de Puerto Bertrand, requiere un viaje largo por la carretera austral, de poco menos de 300 kms, que se logran en 5 ó 6 horas en vehículo. Existe la alternativa de tomar locomoción colectiva regular, que sale de Coyhaique en la mañana y llega en la tarde a Bertrand.

La sección interesante para la pesca es precisamente la que se inicia en Puerto Bertrand y continúa por otros 50 kms hasta que las aguas del río se enturbian notoriamente con los afluentes provenientes de glaciares, como el Nef, en una sobrecogedora unión, visible desde el camino que llega a Cochrane.

Época recomendada para la pesca

Río Baker, un destino destacado para la pesca con mosca en la Patagonia de Aysén

Foto: Rodrigo Sandoval U.

Truchas arcoíris, con hermosos colores, y vigorosa contextura, son las más abundantes en el río y se pueden pescar eficazmente durante toda la temporada, ya sea desde una embarcación o desde la orilla.

La temporada de pesca de salmonídeos en el Baker se rige por la reglamentación general utilizada para la zona austral de Chile, es decir, se inicia el 15 de Octubre y continúa hasta el 15 de Abril del año siguiente. La pesca va variando dependiendo del momento del año y también de las lluvias y suele ser buena durante toda la temporada, pero en términos generales, se reconocen las siguientes épocas significativas:

  • Noviembre y Diciembre. Las truchas Arcoiris, las principales habitantes del río, acaban de terminar su desove y se disponen a recuperar las energías invertidas en este desgastador proceso, por lo que se nota una cierta intensidad en los piques, que van aumentando entre Noviembre y Diciembre. Junto con esta intensidad en los peces, gran parte de las eclosiones más significativas se concentran en estos meses finales del año, antes del aumento de las temperaturas en el verano. Por lo mismo, el nivel de las aguas suele ser “mediano”, es decir, aún manteniendo el aporte de las abundantes precipitaciones y antes de los grandes deshielos.
  • Marzo y Abril. Las altas temperaturas veraniegas, que cambian de año a año, tienden a disminuir notoriamente en estos meses, dando paso al comienzo del invierno. Incluso se ve Abril como un mes de clima desafiante, existiendo la seria posibilidad de encontrarse con nevadas repentinas y lluvias muy intensas. Las truchas aumentan levemente su intensidad de alimentación, a veces preparándose para el invierno, pero también dando paso al retorno de los salmones que desovan en esta gran cuenca, siendo los grandes salmones Chinook son los más reconocidos dentro de este grupo.

Técnicas de pesca y equipos

El Río Baker es visitado por pescadores de todas las latitudes cada año. Los pescadores con mosca son los que han ido aumentando en proporción notoriamente desde los años 90, ya que el río y sus tributarios ofrecen condiciones ideales para esta modalidad de pesca, destacándose las oportunidades de pescar cuando una de las intensas eclosiones de insectos del Baker provocan la excitación alimenticia de las truchas, aunque estas condiciones muchas veces presentan desafíos de alto nivel técnico, que los mosqueros, en ocasiones apoyados por guías expertos, tienen que enfrentar.

En términos generales, las recomendaciones técnicas son las siguientes:

  • En cuanto a equipo, una caña #6, con un buen carrete y una línea flotante constituyen la combinación más exitosa.
  • El río en los primeros kilómetros tiene su mejor tramo para la pesca y no es tan grande como al final. Sin duda sigue siendo un gran río y por ello intimida a los mosqueros que aún no desarrollan técnicas de lanzamiento largo, pero en realidad, el 90% de la pesca se puede realizar con lanzamientos relativamente cortos desde la orilla. Lo más relevante es realizar lanzamientos precisos y presentaciones controladas.
  • Se puede pescar desde la orilla o embarcado. Esta segunda alternativa ofrece la gran ventaja de poder recorrer zonas que no son accesibles desde la orilla, como son algunos recodos y bahías de la orilla opuesta a la carretera, y también algunas de las islas de piedra de los primeros kilómetros del río.
  • En los días en que toca alguna de las famosas eclosiones del Río Baker, conviene tener en la caja algunas de las moscas secas que imitan Caddis o Mayflies adultas, siendo estos dos grupos de insectos los más frecuentes en este río. En estas eclosiones, en que miles de insectos cubren la superficie del agua, las truchas entran en una alimentación frenética ofreciendo la posibilidad de tener una jornada de pesca memorable.
  • En las otras ocasiones, en las que no se ve actividad en la superficie, las truchas están casi siempre dispuestas a tomar alguna imitación de insectos inmaduros cerca del fondo. Estas imitaciones, denominadas genéricamente “ninfas”, pueden ofrecer jornadas de pesca igualmente activas.
Río Baker, un destino destacado para la pesca con mosca en la Patagonia Aysén

Foto: Rodrigo Sandoval U.

Las hermosas aguas turquesa de los primeros kilómetros del Río Baker ofrecen condiciones ideales para pescar desde una embarcación, recorriendo así varios de los puntos más interesantes del río.

Sin duda, un destino atractivo y recomendable, tanto por la excelente pesca, como por uno de los paisajes más sobrecogedores de toda la Patagonia Chilena.

En este segmento del programa Fly Magazine, Paola Falcone y Carlos Correa logran capturar hermosas truchas arcoiris en las islas del Río Baker, utilizando presentaciones precisas y unas pequeñas ninfas Copper John en tamaño 16, las cuales, por su estructura, se presentan cerca del fondo del río.

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.