Inicio » Pesca con Mosca »Equipo

Didymo, plaga de algas en el Sur de Chile

Una nueva plaga se hace presente en los ríos del Sur de Chile. Si bien el efecto de esta alga es a nivel del lecho y no de las truchas, a la larga, es una mala noticia para todo el ecosistema, incluyendo a los mosqueros.

Hace más de doscientos años, en unas remotas islas entre Escocia e Islandia, apareció un alga cuyo aspecto es el de papel mojado, no tiene olor, y ni siquiera resulta directamente nociva para el hombre. Puede haber sido un hecho menor, pero dos siglos después se transforma en una de las peores noticias para el ecosistema chileno.

La primera aparición de esta alga en Chile apenas se declaró ya en Mayo del 2010, siendo el segundo país del Hemisferio Sur, luego de que se detectara la presencia en Nueva Zelandia, en el 2004.

Didymosphenia geminata en el Río Espolón, Futaleufú
Foto: Piero Olivari

Panorámica del Río Espolón, muy cerca de la localidad de Futaleufú, donde se aprecia el color café que evidencia la presencia invasiva del Didymo. Este es uno de los lugares donde primero se reportó la presencia de esta plaga.

Didymosphenia geminata

Una muestra de Didymo en un río del Sur de Chile
Foto: Piero Olivari

Esta microalga se desarolla en colonias tremendamente abundantes, que terminan cubriendo el fondo de ríos y lagos con materia que parece papel mojado, pero que atenta peligrosamente con el equilibrio ecológico de los sistemas invadidos.

El nombre científico de esta alga invasora puede parecer sofisticado, por lo que se le conoce popularmente como Didymo, e incluso como “Moco de Roca”.

En esencia, el Didymo es una diatomea, un alga de una única célula, la cual tiene asideras en uno de sus extremos, lo que le permite irse adhiriendo a las rocas, plantas y otros objetos sumergidos, y finalmente formar colonias abundantes que terminan abrumando el ecosistema invadido. Aunque sólo logran desarrollarse en ambientes con ciertas bajas temperaturas, su capacidad de resistir incluso dentro de una simple gota de agua, permite que se puedan trasladar con cierta facilidad en objetos que han entrado en contacto con el alga.

Ya en el año 2009 aparecieron algunos reportes de la presencia del alga en Argentina, pero fue la aparición más dramática en la zona de Futaleufú, el 2010, muy cerca de la localidad argentina de Esquel, la que comenzó a motivar mayor difusión de esta situación. Incluso los reconocidos expertos argentinos, Daniel Wegrzyn y Silvia Ortubay, se hicieron cargo de la educación acerca de este tema e incluso de las posibles medidas para evitar su propagación.

Didymo en Chile

Una plaga que hasta hace apenas una temporada prácticamente se desconocía en Chile, ya durante el 2010 se la encontró presente en diversos cursos de la Carretera Austral, tanto en la Región de Los Lagos, como en la Región de Aysén.

Oficialmente, durante la temporada 2010-2011 se detectó en los ríos Futaleufú y Espolón, pero también se la ha encontrado en otros sectores de la misma Provincia de Palena, así como en varios puntos de la Región de Aysén. Esta presencia produjo la reacción de diversos sectores relacionados al turismo de la pesca, inclusive en las localidades vecinas en Argentina, particularmente desde Esquel al Sur.

Lecho del Río Noroeste evidenciando presencia abundante de Didymo
Foto: Piero Olivari

Una dramática vista del lecho del Río Noroeste, también un afluente del mundialmente reconocido Río Futaleufú, evidenciando una densa presencia del Didymo.

Evitar la propagación del Didymo

Hoy en día no se conocen técnicas efectivas para erradicar la presencia de esta microalga invasora, pero se conocen medidas para evitar su propagación, sabiendo que ésta ocurre por objetos que han entrado en contacto directo, como es el caso de equipos de pesca, y también botes, kayaks y otros típicos implementos utilizados en diversas actividades y deportes acuáticos.

Es por ello, que incluso el Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA), ha tomado diferentes medidas para evitar este contagio. Aunque para algunos han sido medidas muy lentas en su declaración, lo cierto es que en Febrero del 2011 salió publicada la Resolución Exenta N° 332, que declara la toma de conciencia de la presencia del Didymo y describe una serie de prácticas de limpieza de los implementos de las diferentes actividades deportivas para evitar esta inminente propagación por todo el Sur de Chile.

Junto con ello, se comenzó una insistente campaña de difusión de esta situación y las medidas, que se espera llegue a todas las instancias y sectores de personas que finalmente pueden entrar en contacto con el alga. Parte de estas medidas es la disposición de letreros informativos en diversos puntos estratégicos, a la vista de los turistas.

Para los pescadores, las medidas a tomar se centran en la adecuada desinfección de todo el equipamiento de pesca con ciertas acciones muy simples, que pueden llevarse a cabo en casa. Estas medidas se encuentran incluidas en un video preparado por Rodrigo Merino, del CIEP. Este video y las prácticas son también promocionadas por Patagonia Nation, en base a una reciente expedición realizada en los lugares de detección de la plaga, con el preciso fin de hacer un relevamiento del estado de estos destacados destinos de pesca a nivel mundial.

http://www.vimeo.com/20839251

El tomar conciencia de esta situación y en particular hacerse cargo de las simples, pero efectivas, medidas para controlar esta complicada situación es responsabilidad de todos quienes disfrutamos de las jornadas de pesca y outdoors en los cursos de agua de nuestro Sur de Chile, y también el continuar difundiendo esta noticia en todas las instancias posibles.

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.