Guía de: Pesca con Mosca

Pescar con imitaciones de pupas de Caddis

Las Caddisflies son un grupo de insectos presentes prácticamente en todos los ecosistemas acuáticos interiores. Aprender a reconocer estos insectos ofrece una ventaja notoria al momento de elegir una mosca y presentarla.

Aquellos momentos en que las truchas concentran su alimentación en las pupas de Caddisflies, también clasificadas como emergentes de Caddis, ofrecen oportunidades de pesca inigualables, pero que requiere que el pescador aprenda a reconocer adecuadamente para poder establecer la estrategia adecuada de pesca.

Identificando Caddisflies y las pupas

Pupa de Caddis

Foto: Rodrigo Sandoval U.

El cuerpo de una pupa de Caddis se percibe como una versión mojada del adulto, con alas aún en formación, un cuerpo alargado y largas antenas muy flexibles. Es fácil recolectar naturales al poner una malla y sujetarla un par de minutos en la corriente.

Uno de los grupos de insectos más abundantes en cualquier río o lago, particularmente en Chile, es el de las Caddisflies, que pertenecen al orden Trichoptera. Para quien no quiere entrar en detalles científicos, estos insectos se asemejan a pequeñas polillas, siempre cercanas al agua, tanto ríos como lagos. La presencia de estas polillas – la etapa adulta de las Caddis – es indicación de que las pupas estuvieron en abundancia en el agua recientemente e incluso puede haber grupos rezagados aún presentes en el agua.

El nombre del orden se debe a la presencia de pequeñas fibras (“pelillo” = Tricho) en las alas (Ptera). Este orden se compone de una gran variedad de diferentes especies, distribuidas en prácticamente todos los cursos de aguas interiores del continente.

A pesar de esta diversidad, llegado el momento de la eclosión, las larvas se encierran en un capullo bajo el agua, en forma similar a las mariposas, y luego salen, algunas veces nadando enérgicamente y otras veces ascendiendo por el agua también a apreciable velocidad. Es en este momento de ascensión, que todas las especies realizan en forma casi idéntica, en el que se encuentran más expuestas a ser comidas por los peces. Esta es la llamada “emergencia” de Caddis que se debe enfrentar adecuadamente, con las imitaciones correctas y la técnica de presentación más precisa.

Imitando pupas de Caddis

Dentro de la gran variedad de posibles imitaciones, me concentraré en tres alternativas, cuya forma y estructura representan las tres grandes corrientes que existen en estas imitaciones.

Caddis pupa Maureira

Foto: Carlos Correa F.

Caddis pupa Maureira

Un primer grupo se basa en la utilización de anzuelos curvos, un cuerpo alargado, de colores verdes, café claro, y amarillos, y una pluma o fibras normalmente largas, que salen desde cerca de la cabeza. Como muestra de este grupo, la Maureira Caddis Pupa es un diseño que se apoya en material de forrado muy fibroso, como puede ser la piel de liebre, una base de seda del color a elección, predominando nuevamente los verdes, amarillos y tonalidades de café. También las fibras de pluma blanda, como gallina o perdiz para el collar.

Una alternativa muy recurrida es la de abultar la cabeza, ya sea con fibras de la pluma o bien con pluma de pavo real (en inglés: Peacock Herl), lo cual le agrega un efecto tornasol bajo el agua muy llamativo. Existe la opción de lastrar estos patrones, lo cual es una excelente alternativa, pero muchas veces se opta por agregar una bolita de acero, como es el caso del segundo grupo de patrones descrito a continuación.

Green Caddis Pupa

Foto: Carlos Correa F.

Green Caddis Pupa

El segundo grupo se apoya en lastre, como el uso de una bola de metal en la cabeza, además de utilizar un cuerpo menos fibroso y más basado en materiales más lisos de forrado o únicamente seda, con algún ribete. La presencia del ribete es una de las características fundamentales, ya que al utilizar, por ejemplo, un tinsel o cinta delgada de color dorado, se logra el efecto visual de las pequeñas burbujas de gas que muchas especies de Caddis generan para ayudar al momento de su rápida ascensión. La presencia de la bola de acero o bead head ofrece la capacidad de hundirse con mayor facilidad, permitiendo presentaciones más largas en que se hace ascender el patrón desde el fondo del río.

Partridge and Yellow

Foto: Rodrigo Sandoval U.

Partridge and Yellow Soft Hackle

Finalmente, un grupo muy reconocido es el de las Soft Hackles, un tipo de patrón diseñado en Gran Bretaña en el siglo XIX, cuya simplicidad ha venido acompañada por un éxito arrollador en la imitación de prácticamente todos los tipos de insectos emergentes en las aguas interiores.

Vale la pena señalar un grupo de patrones especialmente diseñados para imitar esta etapa de los insectos, de la autoría de Gary LaFontaine, un reconocido experto norteamericano, cuyo principal aporte fue el tremendo estudio que realizó con relación a las Caddisflies, culminando en el diseño de las reconocidas Sparkle Caddis Pupas.


Atando una LaFontaine Sparkle Caddis Pupa

En suma, la idea es presentar patrones en los que predomina el cuerpo alargado y muchas veces fibroso de las pupas, acompañado de largas fibras de pluma que logran el efecto visual de las antenas, patas, e incluso alas en el cuerpo de estos emergentes.

Pupas de Caddis ascendiendo

Imagen: Rodrigo Sandoval U.

Las Caddis en su etapa de pupa, justo antes de transformarse en adulto, ascienden desde el fondo del río o lago hacia la superficie, siendo este proceso el momento más vulnerable a ser tragadas por los peces.

Presentación de pupas de Caddis

La presentación en ríos se basa en reconocer la corriente y sectores potencialmente productivos en términos de piques. Las truchas y otros peces reconocen las pupas en su momento de ascensión y se ubican estratégicamente en la salida de los pozones, en la segunda mitad de los recodos de corriente más uniforme, y muchas veces cerca de las grandes piedras que cortan el agua en los sectores con corriente más intensa. La idea es lanzar la mosca varios metros corriente arriba, darle tiempo a que se hunda, y luego, cuando la línea se estira corriente abajo, lentamente hacer que la imitación vaya subiendo hacia la superficie.

La gran ventaja de esta técnica es que los piques serán más evidentes e incluso se sentirá el tirón al tener la línea estirada corriente abajo. Si no ocurre el pique en una pasada, volver a repetir un par de veces e intentar lograr más profundidad o mayor velocidad de ascensión. Es decir, buscar la combinación que incite el ataque de los peces que seguramente están a la espera.

Video que muestra la presentación corriente abajo

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.