Recomendaciones para seleccionar líneas Floating o Flotantes

La línea flotante debe ser la más utilizada por los mosqueros y por ello, se requiere elegir el modelo más adecuado para las condiciones de pesca que se espera enfrentar. Aquí se entregan recomendaciones de tomar en cuenta al momento de seleccionar una línea flotante.

Guía de: Pesca con Mosca

Es posible que la línea mosquera sea la pieza más relevante del equipo al momento de enfrentar diferentes situaciones de pesca. Es la que determina el tipo de caña y carrete que la acompañarán. Hasta cierto punto.

Recomendaciones para la selección de una línea mosquera flotante

Foto: Rodrigo Sandoval

La línea es un elemento fundamental del equipo, en especial la línea flotante. La elección del modelo adecuado permite enfrentar las demandantes condiciones de una jornada de pesca.

También, para aquellos que disfrutamos principalmente de la pesca de truchas en ríos y lagos en cualquier lugar del mundo, la línea flotante es la que más frecuentemente utilizamos.

Sin duda, es la primera línea que incluimos en nuestro equipo mosquero.

Pero no cualquier tipo de línea flotante nos puede convenir, ya que hay características de su construcción que son adecuadas para ciertos tipos de situaciones. En mi opinión las siguientes recomendaciones son relevantes de tomar en cuenta al momento de comprar y seleccionar una línea mosquera flotante.

1) Elegir la forma adecuada dependiendo del tipo de situación.

Las formas posibles en líneas flotantes son esencialmente dos: double taper, y weight forward. Si estamos buscando una línea flotante para pescar en ríos relativamente pequeños, por ejemplo los ríos de la zona central de Chile o varios de los arroyos afluentes de algunos de los grandes ríos del Sur de Chile, entonces es posible que estemos pensando en presentar pequeñas moscas delicadas: moscas secas o incluso emergentes, con lanzamientos relativamente cortos. Una línea double taper es la más adecuada en estas situaciones, ya que su peso uniformemente distribuido permite controlar mejor el lanzamiento, logrando así una presentación más precisa.

Por el otro lado, si tenemos en mente lanzar nuestra mosca en algunos de los ríos y lagos más exigentes del sur de Chile, una línea Weight Forward no sólo nos permitirá lograr más distancia, sino que además nos permitirá enfrentar de mejor manera el frecuente viento intenso que encontramos en dichas latitudes.

Recomendaciones para seleccionar una línea mosquera flotante

Foto: Rodrigo Sandoval

Dependiendo de la capacidad de la bobina del carrete, será necesario completar el espacio que ocupa la línea mosquera flotante, con la cantidad adecuada de línea de respaldo. Si es una línea weight forward, la cantidad de línea backing será mayor.

Un ángulo adicional a esta selección es considerar la cantidad de línea de respaldo o backing requerido. Una línea double taper ocupa más espacio en la bobina del carrete, por lo que deja menos espacio a esta línea backing. Si el carrete no ofrece mucho espacio y se piensa en un equipo que podría llegar a usarse en una de esas épicas peleas con grandes truchones trofeo, que se llevarán varios metros de línea, tener un backing largo ayuda en forma dramática, por lo que la recomendación evidente es una línea Weight Forward.

2) Elegir el peso adecuado.

El peso de una línea se cataloga según la numeración AFTMA, que va del 1 al 15, siendo el 1 la más liviana. La elección del equipo adecuado depende del tipo de mosca y condiciones de pesca, pero la elección particular de la línea flotante tiene, en mi opinión, un aspecto adicional que vale la pena considerar. Si elegimos una línea weight forward, particularmente pensando en equipos AFTMA #5 o más, entonces estamos hablando de enfrentar la pesca en condiciones relativamente exigentes, ya sea de viento, distancia, u otros. Mi personal recomendación es seleccionar una línea de un número AFTMA más que el número de la caña, en particular si ésta es de acción media o rápida.

La idea es que aquellas cañas más bien rígidas, al usar una línea levemente más pesada que su calibración, permite lograr mejores presentaciones en condiciones de lanzamientos cortos, manteniendo la potencia en lanzamientos más largos.

3) Elegir un color visible, dentro de lo posible.

Existe la creencia de que un color muy llamativo puede afectar la sensibilidad de los peces, pero en la práctica el color no es un factor determinante. Es mucho más frecuente que un pez se asuste por una mala presentación, que por el color de la línea. Por el contrario, una línea de color llamativo ayudará mucho más a seguir la presentación en un río con corrientes diferentes. En muchas presentaciones, detectar cualquier detención en el avance de la punta de la línea es el principal indicador de que se tiene un pique. Por ello, mi elección personal se centra en colores llamativos, siempre y cuando el fabricante ofrezca dichos colores en los modelos que pueda estar eligiendo. Amarillo, naranjo, e incluso rojo, son mis preferidos.

Finalmente, habiendo elegido la línea flotante adecuada, la mantención de éste es fundamental. Mientras más jornadas de pesca pueda darnos nuestra línea, más podremos acostumbrarnos y así, sacarle el máximo de provecho.

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.