Guía de: Pesca con Mosca

Top 10 Moscas para el Otoño

Al comenzar el otoño las truchas aumentan su actividad por muchas razones, pero imponen el desafío a los mosqueros de elegir las moscas adecuadas, aquellas que despertarán de forma más intensa su instinto de ataque y alimentación.

Los viajes de pesca al terminar el verano son, históricamente, los más productivos, ya que la presión de visitantes disminuye notoriamente al igual que las altas temperaturas que incomodan a las truchas. El aumento de días nublados les dan algo más de confianza y las motiva a estar activas durante toda la jornada, no sólo en los extremos del día. Pero posiblemente el factor que más influye en la pesca, es que los peces reconocen la cercanía del invierno, y con él, una disminución del alimento disponible, por lo que se vuelven más hambrientos, y por ende, más propensos a atacar nuestras moscas artificiales.

Pescando en lago durante el otoño

Foto: Rodrigo Sandoval U.

Esta jornada de pesca en lago, a fines de Abril, resultó particularmente productiva gracias a la San Dragon y otros patrones de buen tamaño, que se apoyan en el hambre de las truchas, en su preparación para al invierno.

Entre los patrones de mosca recomendados de esta época, existen tres grupos.

Primero, algunos que buscan imitar impresionistamente los insectos más activos de esta época, como son las pupas o emergentes de algunas pocas especies de Caddis, y en especial algunas ninfas y emergentes de especies de gran tamaño de Mayflies.

En segundo lugar, el mensaje simple: un gran bocado, rico en nutrientes. Grandes ninfas o streamers, que simulan pequeños peces y alevines, son siempre bien apreciados por las truchas, por lo que se transforman en ofertas irresistibles.

En tercer lugar y final, algunas moscas atractoras. Es decir, patrones que no imitan ningún organismo específico, sino que sugieren características físicas que pueden interpretarse como insectos u otros peces. Los colores vivos muchas veces son interpretados como irritantes, en especial en las truchas marrones, que en esta época comienzan a prepararse para su desove, y estos colores sugieren competencia para el apareo.

Set de Moscas para el Otoño

Foto: Carlos Correa F. / Rodrigo Sandoval U.

Algunas de las moscas para el otoño. En orden desde arriba: Zonker Negro, Mickey Finn, Soft Hackle (March Brown), Bead Head Prince Nymph, Bead Head Caddis Pupa. San Dragon, Woolly Bugger (Llanquihue Killer )

La lista recomendada es la siguiente:

  1. Mikey Finn. Este patrón es ampliamente conocido, hace muchas décadas, como una carta ganadora en zona de grandes truchas. Al mirarlo en seco puede dar una impresión de ser un simple pincel de colores, pero en el agua, ofrece una clara impresión de ser un alevín de trucha marrón, totalmente vulnerable al canibalismo de otras truchas más grandes.
  2. Zonker. Su forma y tamaño presentan un mensaje claro: un bocado altamente nutritivo. Ya sea un alevín de trucha nacida durante el verano, o un ejemplar de otros de los varios peces forrajeros nativos de las aguas del sur, como el Puye o la Peladilla, la impresión del Zonker es irresistible en grandes truchas que buscan aprovisionarse de energía para el desove invernal.
  3. Marabou Leech. Las sanguijuelas son siempre un bocado apetitoso para las truchas. Si bien están presentes en toda la temporada, es hacia fines del verano y otoño cuando resultan ofertas más buscadas por las truchas.
  4. Wooly Bugger, en diferentes variaciones. Al igual que el zonker, la Woolly Bugger es un patrón universalmente exitoso, que en esta época se vuelve aún más efectivo, justamente apelando a la búsqueda de las truchas por nutrientes en grandes bocados.
  5. Soft Hackle. Estas moscas ahogadas ofrecen un perfil muy sugerente de insectos emergentes o recién emergidos, tanto de Caddis, como de Mayflies. Si bien en gran parte del sur las eclosiones se reducen un poco en intensidad y frecuencia, sucede que aumentan el tamaño de los insectos eclosionando, en especial en el caso de las Mayflies. Justamente, una mosca de este tipo ofrece la impresión ideal de un insecto vulnerable y fácil de tragar.
  6. Bead Head Caddis Pupa. Otra imitación de emergente de Caddis, en este caso concentrándose en las especies de Caddis que aún se mueven por los ríos. Su bead head, o cabeza metálica, le da el peso necesario para facilitar que se hunda, incluso en corrientes fuertes, lo que permite una presentación más activa, al ir levantando el patrón, simulando la emergencia.
  7. San Dragon. Las ninfas de libélula se encuentran activas durante todo el año, razón por la cual, sus imitaciones son efectivas en todas las épocas. En particular, la San Dragon tiene un sólido historial de éxitos en aguas chilenas y argentinas, prácticamente en toda la temporada, pero con mayor énfasis en los extremos, precisamente por el tamaño de insecto que imita.
  8. Charly Stone. Una extraordinaria imitación de grandes ninfas de Stonefly, que suelen moverse por el fondo de los ríos durante todo el año. En esta época otoñal, las truchas reconocen la oportunidad de hacerse de un buen bocado nutritivo, en especial al ser engañadas por este patrón en tamaños 10 a 6.
  9. Prince. La Prince es una de las más reconocidas ninfas genéricas, utilizadas para explorar un río. Es precisamente en esta época cuando este tipo de patrones, que sugieren una gran variedad de organismos, ofrecen oportunidades que las truchas aprovechan, en la cercanía del invierno.
  10. Carrot. La Carrot es también una ninfa genérica atractora. Su colorido aumenta su visibilidad, incluso en días nublados, lo que permite que su forma genérica de insecto inmaduro, estimule el ataque de las truchas.

Más sobre Pesca con Mosca

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.