¿Cómo es el déficit atencional en adultos?

El conocido trastorno de déficit atencional no es solo cosa de niños, también se da en una alta proporción en adultos quienes muchas veces arrastran las frustraciones propias de la desatención.

Muchas personas viven día a día sin saber que gran parte de sus dificultades cotidianas guardan relación con el déficit atencional. Esto sucede porque este trastorno está asociado principalmente a niños y a hiperactividad, cuando la realidad es que en adultos se puede manifestar de una manera bastante distinta.

El trastorno de déficit atencional (TDA)  si bien se puede presentar con síntomas de hiperactividad en adultos  también se puede expresar con impulsividad, esto es decir cosas sin pensar o no medir las consecuencias de los propios actos. Otras veces este trastorno se puede manifestar simplemente  como una persistente sensación de inquietud interior.

Déficit atencional

Imagen Alfredo Cáceres

Los adultos con TDA tienen muchas veces tendencia a ser trabajólicos.

Los adultos con TDA tienen muchas veces tendencia a ser trabajólicos, pero logran una menor productividad a pesar de su esfuerzo, generalmente prefieren ocupaciones activas más que las rutinarias. Tienen baja tolerancia a la frustración  ya que a menudo las tareas de la vida cotidiana se les presentan con más dificultad que a los otros cometiendo más errores en ellos y siendo menos eficientes, tienen baja tolerancia a la frustración y en algunos casos se sienten atraídos a conductas temerarias o riesgosas, tienen problemas con la autoridad,  y presentan arranques de agresividad o episodios de depresión.

Muchos adultos con déficit atencional tienen la sensación de que “algo no está bien” con ellos, no pudiendo determinar exactamente dónde está el error y cómo corregirlo. Es frecuente que estas personas cambien una y otra vez de carrera, trabajo y amistades. Las separaciones matrimoniales son más frecuentes en personas con TDA y en general su rendimiento académico es más bajo, aunque poseen un coeficiente intelectual alto en comparación con el resto de las personas.

En la cotidianeidad tienen problemas para completar  las tareas, dificultad para mantener la atención enfocada en una cosa por un tiempo prolongado, procrastinación crónica, esto es,  dejar siempre las cosas para después, dificultad para empezar cosas que se proponen, acompañado de sensación de dispersión. Una persona con TDA está  habituada a perder cosas con frecuencia y a tener olvidos con regularidad. Además no le es fácil administrar el tiempo y el dinero.

Los síntomas

Es importante señalar que no todos quienes tienen TDA manifiestan los mismos síntomas,  estos se pueden presentar distintas combinaciones.

Las consecuencias del déficit atencional en adultos también se expresa de manera evidente en el ámbito emocional ya que muchos de ellos arrastran una pesada carga de frustración y cansancio al no conseguir alcanzar sus metas como el resto de las personas, además de ser muchas veces criticados o reprendidos  por  padres, profesores, compañeros de trabajo, jefes y pareja, con consecuencias altamente negativas para su autoestima y confianza en sí mismos.

Existen ciertas discusiones sobre el hecho de que las personas con déficit atencional efectivamente tengan un déficit o son individuos que tienen otra estructura cognitiva que las lleva a pensar y actuar de manera diferente al resto, en definitiva tendrían una lógica de pensamiento diferente al común. Algunos autores evidencian mayor desarrollo de  la creatividad en estas personas, al llevarlas muchas veces a desarrollar habilidades alternativas para suplir la des atención, otros los relacionan con artistas o genios como Leonardo da Vinci.

Siempre es posible tratar las consecuencias negativas que traen consigo el déficit atencional, nunca es demasiado tarde para comenzar con un tratamiento especializado que incluya farmacología y psicoterapia, combianción que mejora de manera significativa la calidad de vida de quienes se ven afectados por este trastorno.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.