Guía de: Psicología y Tendencias

¿Cómo reconocer a un psicópata?

Los psicópatas no son necesariamente asesinos, aunque sí pueden causar mucho daño en distintos niveles. Se ven como personas normales y viven entre nosotros. Hay que saber cómo reconocerlos.

Todos tenemos la idea del psicópata como una persona malvada. Recordamos las películas de terror y suspenso, de asesinos en serie, pero en la realidad, ¿Quiénes son las personas llamadas “psicópatas” o “personalidades psicopáticas”?

Según Robert Hare, Doctor en Psicología y Profesor de la Universitiy of British Columbia en Canadá, los psicópatas no son asesinos, tienen formas más sutiles de hacer daño,  son personas que viven en el mundo, principalmente en las esferas de la política y los negocios. Existen ciertas características afectivas e interpersonales que son comunes en este tipo de personas que permiten diferenciarlas de los demás.

Psicópata
Foto: El Mercurio

Christian Bale interpretó el despiadado Patrick Bateman en "Psicopata Americano".

Lo primero y más llamativo en un psicópata es su encanto superficial,  son  personas hábiles socialmente, simpáticas, atrayentes, conquistan a todos quienes los conocen en primera instancia. En general,  se suponen mejores que el resto de las personas, esto es porque tienen cierta idea de grandiosidad que los lleva a  hablar con gran elocuencia y seguridad. Poseen además, la capacidad de mentir descaradamente, fenómeno conocido como “mentira patológica” que los induce a engañar a  otros sobre todo cuando esto pueda beneficiarlos o justificar sus conductas. Si son lo suficientemente inteligentes, los demás no notarán estas actitudes y se dejarán seducir por su encantadora apariencia.

Otra característica típica de la personalidad psicopática es su afectividad aplanada, es decir,  el psicópata no tiene la capacidad de concebir emociones, puede simularlas para conseguir beneficios, pero en realidad no las siente, hay quienes por eso los llaman “desalmados”.

Esta misma característica origina la falta de remordimiento o culpa,  el psicópata no siente arrepentimiento, piensa que tiene el derecho sobre los demás y el mundo, nunca se siente en deuda, de ahí su marcada crueldad y falta de empatía hacia los demás.

Teniendo todo lo anterior en cuenta, es natural deducir que estas personas tienen una especial dificultad en aceptar sus errores o responsabilidades en los hechos. Es por esto que en general, los psicópatas no van al psicólogo, porque para ellos el problema siempre lo tienen “los otros”, y pocas veces sienten un sufrimiento emocional lo suficientemente intenso como para querer cambiar.

Otro punto importante a considerar  es  el hecho de que al menos una vez en su vida el psicópata se ve envuelto en algún problema con la ley, su tendencia hacia la estafa y manipulación lo llevará a estar siempre al límite de la legalidad. Su nivel de perspicacia le permitirá en algunos casos salir airoso de estos altercados sin grandes consecuencias para su imagen personal.

Como señala el psicólogo experto de la Universidad de British Columbia en Canadá, Robert Hare, la sociedad no puede defenderse de los psicópatas porque son ellos los que muchas veces con su inteligencia y astucia logran eludir toda responsabilidad de sus actos. Lo más peligroso de los psicópatas es que no les importa hacer sufrir a los otros con tal de lograr sus objetivos,  Hare los llama “depredadores sociales”, ya que son capaces de adoptar cualquier conducta o realizar cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos. Sin embargo  todos tenemos la capacidad de informarnos,  “olfatear” e identificar si nos encontramos  frente a una personalidad psicopática y para nuestro bien intentar protegernos de las consecuencias de la relación con esa persona.

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓