Guía de: Psicología y Tendencias

¿Cómo superar el miedo a los temblores?

A consecuencia de los frecuentes temblores, muchas personas se preguntarán cómo superar el pánico y terror que les producen los sismos. Aquí lo explicamos.

Todos nos hemos visto afectados de alguna manera por los temblores, sin embargo las reacciones de cada persona frente a estos hechos varían. Sentir temor es comprensible teniendo en cuenta el recuerdo del terremoto del 27 de febrero del 2010, sin embargo, hay reacciones que se escapan de lo esperado y que pueden constituir síntomas del Síndrome de Stress post traumático que es un tipo de trastorno de ansiedad que puede ocurrir después de que se ha vivido un hecho traumático como un terremoto.

Miedo terremotos
Foto: Juan Carlos Romo

La gente prefirió dormir en la calle por el último terremoto.

Los síntomas de este trastorno pueden ser de tres tipos:

  1. Re vivir continuamente el terremoto: ya sea por flashbacks, recuerdos angustiantes, pesadillas, reacciones físicas fuertes y molestas cada vez que ocurre un temblor o la persona cree que va a ocurrir uno, lo cual perjudica las actividades diarias de la persona.
  2. Evasión: “Insensibilidad” emocional, sentir como si nada importara, no poder recordar cosas o hechos importantes en relación al terremoto, falta de interés o desgano en actividades que antes eran de importantes para la persona, desconexión con los sentimientos, evitar lugares o pensamientos que le recuerden el terremoto, sensación de tener un futuro incierto o impredecible, pensar que “puede pasar cualquier cosa en cualquier momento”.
  3. Excitación: dificultad para concentrarse, la persona se sobresalta fácilmente, reacciona exageradamente frente a todo lo que parezca un temblor, se siente irritable o tiene ataques de ira. Tener problemas para dormir, ya sea para quedarse dormido o despertar varias veces en la noche.

Hay síntomas físicos que acompañarían este síndrome, y que se darían en mayor medida en los temblores como son:

Sensación de agitación fuerte, mareo, desmayo, sensación de latidos del corazón en el pecho, dolor de cabeza.

Si Ud. o alguno de sus familiares presenta varios de estos síntomas y esto influye de manera significativa en su vida, es probable que esté cursando un Síndrome de Stress post traumático y por lo tanto es importante que visite a un especialista.

La buena noticia es que este Síndrome tiene tratamiento y es posible aliviar sus síntomas. Las investigaciones científicas concuerdan que la combinación de psicoterapia con apoyo farmacológico cuando es necesario, da los mejores resultados al respecto.

Personalmente ayudo a mis pacientes que cursan de un Síndrome de Stress Post Traumático enseñándole técnicas de respiración y relajación muscular, que son fundamentales para poder disminuir el miedo en la situación de temblores. Por otro lado, es necesario revisar aspectos de la persona que estén causando este miedo profundo y que tengan relación con inseguridades, abandonos y traumas de la infancia que gatillan el miedo a los temblores.

Toda situación de miedo puede ser afrontada de mejor manera al entender que esta es una emoción que solamente existe en la mente y en el futuro, ya que cuando tenemos miedo siempre es frente a “lo que podrá pasar”, no se puede tener miedo si estamos en el presente, viviendo el aquí y ahora, ya que en el presente solo reaccionamos en las situaciones de peligro, cuando nos ponemos a pensar viene el miedo y la ansiedad que trae consigo. Reconocer los pensamientos que nos aterrorizan y poner en duda su veracidad es otra técnica eficaz para perderle el miedo a los temblores.

En definitiva, superar el miedo a los temblores va a depender de la intensidad con que lo viva la persona, si su miedo afecta en su desarrollo cotidiano y a quienes lo rodean es necesario que visite a un especialista, ya que podría estar cursando un trastorno, si por el contrario es algo pasajero y que dura unos instantes, leer este artículo ya lo habrá relajado.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.